domingo, 11 de abril de 2010

Las mujeres emprediendo en el medio Rural, cronica de las III Jornadas Emprendiendo en el Medio Rural, en Cerezo de Río Tirón

Las mujeres toman el protagonismo en las Jornadas del Medio Rural

Por tercer año, Cerezo y la comarca de la Riojilla Burgalesa debaten sobre la posibilidad de crear empresas en los pueblos.  Diario de Burgos

Las experiencias empresariales e innovadoras en los pueblos a cargos de sus protagonistas, en esta ocasión las mujeres, centraron ayer las III Jornadas Emprendiendo en el Medio Rural, en Cerezo de Río Tirón, inauguradas por su alcalde, Raúl Sobrino.
Éste afirmó, antes de dar paso a las ponentes, que el evento era «una acción más que pone en evidencia la capacidad potencial de nuestros pueblos de general empleo, fomentar y promover a las personas emprendedoras». Alabó la iniciativa de las empresarias de las que dijo que han fomentado la diversificación económica en sus núcleos, siendo partícipes de la mismas. «Son emprendedoras que han convertido los recursos potenciales del medio rural en productos e iniciativas empresariales», argumentó.
Y como muestra de ese potencial, contaron sus experiencias Julia Quintana, mujer emprendedora agrícola de Cilleruelo de Abajo; Ana Peña, propietaria de la casa de turismo rural La Toba I y II de Valle de Valdebezana; Carmen Izquierdo, propietaria del establecimiento Embutidos Rojo, de Puentedura; Jaione Ávila, de Viveros de Plantas y Hortalizas, de Belorado y Sara Serna, agente de Igualdad de Fademur Castilla y León.
En todos los casos, apostaron por promover el desarrollo y la diversificación económica de los pueblos.
En este sentido, cabe destacar las palabras de Julia Quintana, que regenta una seleccionadora de cereal en Cilleruelo de Abajo: «¿Acaso las mujeres no han sido ellas artesanas? ¿cocineras?», preguntó. Y a pesar de esa evidencia, Julia recordó que los cocineros más conocidos en España son hombres. «Pero han sido ellas las grandes conocedoras y artífices de la cocina de productos endógenos. Tal es así que la conocida frase ....como en casa no se come en ninguna parte significa que no hay mejor manjar que la comida de mi abuela, de mi madre, etc. pero no solo la mujer puede cumplir el papel de artesana, cocinera, sino también está demostrado su quehacer con la misma destreza y competitividad que el hombre en cualquier oficio; yo, por ejemplo, tengo una seleccionadora y mis clientes son todos hombres agricultores», terminó diciendo esta emprendedora rural.
La jornada de ponencias y experiencias personales, que han contado con la colaboración de Caja de Burgos, terminó con un maratón de pinchos y tapas, en la que participaron cinco establecimientos de hostelería, con gran éxito, a lo que contribuyó la soleada jornada que se vivió en la localidad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.