miércoles, 22 de septiembre de 2010

La comarca a por una Orquesta de Cuerda

Una orquesta de cuerda en el medio rural
Nerea Maeso ha hecho realidad su sueño y, junto a su marido, ha formado una agrupación musical con dos orquestas. Diario de Burgos 22/09/2010 J.A. de Hoyos

Nerea Maeso regresa de Venezuela en el año 2002, acompañada de Ronald-Enrique Virgüez y tres hijos: Rafael, Diego y Victoria. Instalan su domicilio en Belorado donde Nerea tiene ascendientes y es el lugar elegido para cumplir un sueño: lograr constituir una orquesta de cuerda.
Los comienzos son difíciles, hay que hablar de iniciación en el aprendizaje de música y de la necesidad instrumental, convencer de sus ‘pros’ y salvar los ‘contras’, entre estos últimos el más complicado: un local. Se esquivan los escollos y la actividad comienza con 8 niños, incluidos sus hijos que van camino del virtuosismo interpretativo. Para ello y como homenaje a su abuela beliforana, de la que no pudo disfrutar en sus primeros años de vida, fundan la Escuela Teresa Abella. Lo principal estaba conseguido, abrir el horizonte educativo en la villa y su comarca. Surgieron nuevos avatares y todos fueron desplazados por el tesón de Ronald-Enrique y Nerea que tenían claro el camino. Ella con su violín, él con su viola, los dos convencidos de que su empeño podría conducirles a la meta. Y así es en la actualidad. Nerea y Ronald-Enrique se hallan al frente de una agrupación con dos orquestas: Jóvenes Arcos y Arcos Infantiles, en las que ‘militan’ 48 músicos de todas las edades, esencialmente jóvenes que se plantean la música, en unos casos como profesional y, en otros, como algo vital para ampliar conocimientos, desarrollar su personalidad y ampliar su círculo social.
Cuenca Nerea que tienen los ensayos la tarde los sábados y, aún así, llegan todos con la ilusión de trabajar, de mejorar su interpretación. «Se sienten bien y cómodos con su violín, viola, chelo o contrabajo. El medio rural nos ha exigido mucho para llegar, pero se ha logrado una meta de la que nos sentimos muy orgullosos», añade.
Han protagonizado más de 50 conciertos en localidades de la comarca y fuera de ella. Están programando actuaciones en Santander, San Sebastián y Madrid con apoyo de asociaciones sin ánimo de lucro, al igual que ellos. En el concurso Regino Sáinz de la Maza, en Burgos, lograron clasificarse en categorías de conjuntos instrumentales y como solistas, Victoria y Diego Enrique, dos de sus hijos, obtuvieron primeros premios.
Su participación en eventos festivos empieza a ser tradicional y Belorado se siente orgulloso de esta formación musical que va por el mejor caminos. Además, Ronald-Enrique ha pasado a formar parte de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y, junto a Nerea, imparten clases en la Escuela Municipal de Burgos y en la Academia Luber.

Bueno, por creer en las posibilidades de los pueblos!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.