domingo, 28 de noviembre de 2010

Patrimonio Social

http://www.canalpatrimonio.com/es/contenido/?idsec=11
Boinas
Artesanos de la Madera
Las Majadas
Maestros Rurales
La Matanza
Fogones
....

La almazuelas es un tipo de labor que consiste en unir pequeños trozos de telas usadas, combinando formas, texturas y colores, hasta conseguir piezas mayores. La llegada de Lola Barosoain a la ermita de Lomos de Orios, como santera, supuso el inicio de la recuperación en la Rioja de esta labor artesanal, cuyo nombre ya se cita en el s.X como "almozarla", para describir una especie de pequeño cobertor o alfombrilla.


jueves, 25 de noviembre de 2010

Orígenes del castellano y Becerros de Valpuesta

Los Becerros de Valpuesta son uno de los repertorios más antiguos de la documentación castellana

Antigua y Medieval, 25 de noviembre de 2010
Con 8 documentos datados en el siglo IX, 39 en el X, 49 en el XI, 90 en el XII y 1 en el XIII, los Becerros Gótico y Galicano de Valpuesta suponen una edición histórica que acredita que, junto a los textos registrados en latín, aparecen fenómenos fonéticos, morfosintácticas y léxico-semánticos propios de un romance que luego llamaríamos castellano

La transcripción y los estudios paleográfico y documental que se recogen en el estudio Los Becerros Gótico y Galicano de Valpuesta, editado por la Real Academia Española y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua demuestra que en Valpuesta (Burgos), en el siglo X, a principios del XI, a mediados o al finalizar el siglo XI, los escribas que anotaban una donación o una compraventa en latín acreditan involuntariamente fenómenos fonéticos, morfosintácticos y léxico-semánticos propios de un romance que luego llamaríamos castellano.
El trabajo que sale a la luz, fruto de un método novedoso en el estudio de los documentos creado por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, ofrece todas las garantías científicas necesarias en cuanto a la edición de esos primerizos documentos cuyo aspecto latino no es capaz de encubrir el romance que aflora en ellos. La lengua de los becerros de Valpuesta es una lengua latina asaltada por una lengua viva, el castellano.
En la presentación en la RAE de los contenidos científicos de uno de los repertorios más antiguos de la documentación castellana la consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, ha manifestado que este estudio transmite la idea de la importancia que para Castilla y León tiene el español.
El gobierno regional es consciente de ello y considera al español como una de sus políticas transversales, ya sea apoyando iniciativas científicas como ésta o desarrollando otras líneas de actuación que tienen su fundamento en el Plan del Español para Extranjeros de Castilla y León.
Junto con la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María José Salgueiro, han estado presentes el vicedirector de la RAE, José Antonio Pascual, el director de la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja, y el director del equipo investigador de estos estudios, José María Ruiz Asencio. Junto a Ruiz Asencio completan el equipo investigador Irene Ruiz Albi y Mauricio Herrero Jiménez. La edición aparece en dos volúmenes con preliminares de José Antonio Pascual y de Gonzalo Santonja.
Los conocidos Becerros de Valpuesta -Becerro Gótico y Becerro Galicano- no indican que la cuna del castellano sea Valpuesta, lo mismo que ninguna otra documentación prueba que el romance haya nacido en éste o en aquel otro lugar. Pero de los testimonios y características lingüísticas que presentan y de las fechas tan tempranas (siglos X, XI) en que fueron escritos parte de los diplomas de este Becerro Gótico se concluye de manera indubitable que la documentación valpostana resulta de capital importancia para conocer la etapa de orígenes del castellano.
Orígenes del castellano y Becerros de ValpuestaRamón Menéndez Pidal estableció en Orígenes del español. Estado lingüístico de la Península ibérica hasta el siglo XI un primer periodo para el estudio de nuestra lengua: los siglos X y XI. Reproducía o citaba documentos tan ilustres y venerados como las Glosas Emilianenses y las Glosas Silenses junto a otros hasta ahora menos tomados en consideración por muchos filólogos. Allí se encuentra la llamada Nodicia de kesos, de la que Menéndez Pidal admite una datación de hacia 980, y también allí se hacía eco de la existencia de unos documentos antiguos en Valpuesta, en la primitiva Castilla la Vieja, con presencia en ellos de un tal Belasius, obispo probable de Valpuesta, partido de Villarcayo.
A partir del panorama heredado sobre el romance surgido y desarrollado en las tierras de Castilla y León, el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua asumió, desde su puesta en funcionamiento en 2003, el estudio e investigación del origen del castellano, dedicando inicialmente particular atención a las pizarras visigóticas, soporte del latín hablado-escrito en tierras castellano y leonesas en los siglos VI y VII, la Nodicia de kesos del Monasterio de los santos Justo y Pastor de Rozuela (León), colecciones documentales como las de Sahagún o Cardeña y los Becerros de Valpuesta.
La documentación de Valpuesta -donaciones, ventas, permutas, testamentos...- está redactada en latín, pero ese latín de los siglos X y XI estaba tan alejado de la rectitud, presentaba un estado tan evolucionado o corrompido, que deja entrever aspectos y modos propios de otra forma de hablar. La morfología había cambiado sustancialmente, el orden de palabras en la oración se revela diferente y las desviaciones respecto a la norma sintáctica latina daban testimonio de una nueva lengua. Los estudiosos -historiadores y lingüistas-, y el lector interesado tienen a su disposición una obra de excelencia científica, lo que la convierte en definitiva para comprender y valorar con exactitud histórica y filológica la información copiada en los ciento ochenta y siete documentos valpostanos.
Las investigaciones minuciosas llevadas a cabo por los autores de estos trabajos han dado como resultado la atribución de una cronología fiable y razonada para la totalidad de la colección, datados en el siglo IX ocho documentos, treinta y nueve en el X, cuarenta y nueve en el XI, noventa en el XII y uno en el siglo XIII. Como preciado fruto de esas pesquisas, han resultado identificadas treinta y cuatro manos y se ha asignado una fecha a cada uno de los escribas.
Con las fuentes documentales presentadas tanto el historiador como el filólogo pueden dar pasos importantes para fijar los primeros pasos del romance primitivo, porque no todo es latín en la escritura de los becerros de Valpuesta, ya que el romance se manifiesta, aquí y allí, de manera sorpresiva.
La transcripción y los estudios paleográfico y documental de estos Becerros demuestra que en Valpuesta, en el siglo X, a principios de! XI, a mediados o al finalizar el siglo XI, los escribas que anotaban una donación o una compraventa en latín acreditan involuntariamente fenómenos fonéticos, morfosintácticos y léxico-semánticos propios de un romance que luego llamaríamos castellano.
En estos Becerros no hay nada que no implique evoluciones y resultados específicamente castellanos a partir de las consonantes latinas originarias y que Valpuesta ofrece datos más que interesantes a la hora de fechar los fenómenos romances que en ese momento -ss. X-XII- estaban consolidándose.
En cuanto al nivel sintáctico, estos materiales documentan en tierras castellanas no sólo la existencia del primitivo romance hispánico, del contínuum lingüístico postlatino de las comarcas norteñas de Hispania, sino también modos y usos sintácticos que permiten rastrear rasgos y elementos del castellano primitivo.



miércoles, 17 de noviembre de 2010

“LA DANZA DE BELORADO Y SU COMARCA: TEXTOS E IMAGENES”.


La “Asociación de danzadores de Belorado” en colaboración con el Ayuntamiento de Belorado ha editado LA DANZA DE BELORADO Y SU COMARCA: TEXTOS E IMAGENES”, una publicación con textos de Rufino Gómez Villar e imagenes de José Angel Uriarte titulada



sábado, 13 de noviembre de 2010

"El desastre de Belorado", 200 aniversario

En manos del ejército francés

La villa celebra unas jornadas sobre el episodio de la Guerra de la Independencia conocido como el ‘Desastre de Belorado

Cartel de las jornadas sobre este episodio de la Guerra de la Independencia.
DB
J.J.M. / Belorado
A lo largo de este fin de semana, el ayuntamiento beliforano ha organizado unas jornadas conmemorativas, que rememorarán en su doscientos aniversario el denominado por los historiadores como ‘Desastre de Belorado’, acontecido en los alrededores de esta localidad y en el que cayeron a manos de los franceses centenares de combatientes del ejército español al mando del militar navarro Espoz y Mina.
El consistorio beliforano se une así a la amplia panoplia de celebraciones y recreaciones históricas que se están desarrollando en los últimos meses en torno a esta etapa histórica, con el fin de que se conozca un hecho de gran relevancia para entender las consecuencias de la guerra.
Los actos darán comienzo el viernes a las doce del mediodía, con la recepción a distintas autoridades en la plaza mayor por parte del alcalde de Belorado, Luis Jorge del Barco. A continuación, se inaugurará un atril conmemorativo del Desastre de Belorado en el término de Redoña. A las 20 horas, el historiador beliforano, Rufino Gómez Villar, ofrecerá una conferencia titulada La Guerra de la Independencia y el bicentenario de la batalla de Belorado.

El sábado 13, a las 20,00 horas en el Teatro Municipal Reina Sofía, el investigador Javier Díez Morrás pronunciará la ponencia titulada, «Belorado-Santo Domingo de la Calzada: en el camino de los franceses»
y, a continuación, Juan José Martín, doctor en Historia Contemporánea disertará sobre, «Guerrilleros, soldados, gabachos y potentados frente al pueblo: apuntes de la Guerra de la Independencia en la Sierra de la Demanda». Las jornadas conmemorativas finalizarán con un acto conmemorativo en recuerdo de los caídos en el Desastre.
Con este acto y la inauguración el domingo del proyecto museístico del complejo minero de Puras de Villafranca, a partir de las 11,00 horas, la villa beliforana completa un fin de semana repleto de actividades, a las que el Ayuntamiento invita a participara a todos cuantos quieran acercarse a la localidad, en la que sus autoridades, aseguran, que hay muchas cosas por descubrir.

jueves, 11 de noviembre de 2010

The Way, la película se estrena en próximo día 19 de noviembre

La película tiene una de sus localizaciones en Redecilla del Camino, tal como anunciamos en este blog en su momento.

Narra la historia de Tom Avery que,tras la pérdida de su hijo en el Camino de Santiago, decide culminar la ruta desde Francia hasta Santiago de Compostela

El actor Martin Sheen y Emilio Estévez, su hijo, presentaron este miércoles en Madrid 'The Way', la película que narra la historia de Tom Avery, un reputado oftalmólogo californiano que tras la pérdida de su hijo en el Camino de Santiago se decide a culminar la ruta desde Saint Jean Pied de Port (Francia) hasta Santiago de Compostela pasando por numerosas localidades de Burgos, Palencia y León.

"Cada paso de la película es mío, no hay doble", bromeó en la rueda de prensa Martin Sheen, hijo de padre gallego, Francisco Estévez. Lo cierto es que además de sus raíces, la familia Estévez parece estar recorriendo el camino de vuelta a españa. Su nieto Taylor lleva viviendo en España más de siete años, desde que en 2003 conociera a la que hoy es su mujer en un albergue de peregrinos de Burgos cuando él y su abuelo recorrían parte del Camino de Santiago. Y lo hicieron, bromeó hoy el reputado actor, "al estilo americano", es decir, "alquilando un coche" porque "no había tiempo para más". Sheen tenía que volver a Los Ángeles para continuar el rodaje de 'El ala oeste de la Casa Blanca'. Pero en esa rápida escapada ocurrió el primer "milagro" del Camino, que su nieto conociera a su esposa. "Después ha habido más", señaló el protagonista de 'Apocalypse Now'.

Martin Sheen quería hacer una película sobre la milenaria ruta, sobre el viaje físico y esperitual que recorren los peregrinos, y para ello embarcó a su hijo, el actor y director Emilio Estévez. "Es un largo y arduo viaje, más de ochocientos kilómetros, pero hay un equilibrio entre el peregrinaje interior y el físico, es un viaje que se hace solo pero en comunidad", aseguró hoy el actor, que andubo decenas de kilómetros mochila al hombro durante las siete semanas de rodaje. "El camino es una parte profunda de mi vida y estaré siempre conectado a él", destacó.

'The Way' narra la historia de un padre desolado, que se enfrenta a la pérdida de su único hijo, con el que la relación se había ido deteriorando desde que falleciera la madre. Tom Avery viaja desde su soleada California de campos de golf hasta el Pirineo francés para hacerse cargo del cuerpo de su hijo, pero allí decide incinerarlo y empreder el peregrinaje. Durante las diferentes etapas se irá encontrando con tres personajes que finalmente le acompañan en un viaje que, según el director, se asemeja al de El Mago de Oz.

La película atraviesa numerosas localidades de la ruta jacobeo y se para en las provincias de Burgos, Palencia y León. En la primera se escogieron diez localizaciones: Redecilla del Camino, Tosantos, San Juan de Ortega, Burgos capital, Rabé de las Calzadas, Hornillos, San Bol, las ruinas del Convento de San Antón, el albergue El Molino (donde su nieto Taylor conoció a su esposa) y Castrojeriz. En Burgos capital transcurre una de las partes más destacadas de la película, rodada en diferentes localizaciones, como El Parral, la calle Fernán González y la plaza Rey San Fernando.

En el caso de Palencia sólo aparece un pequeña localización en Carrión de los Condes pero de nuevo en León el equipo de producción eligió diez: Bercianos del Real Camino, El Burgo Ranero, Reliegos, León capital, Santa Catalina de Somoza, El Ganso, Foncebadón, Cruz de Ferro, Manjarín y Albergue de Molinaseca. La escena principal se rodó en este caso en el Hostal San Marcos, el parador donde los cuatro peregrinos deciden darse un pequeño homenaje y parar a dormir tras las duras noches de albergues.

Padre e hijo bromeron este miércoles acerca de como transcurrió el rodaje. Emilio Estévez, el único de los tres actores de la saga junto con Charlie Sheen que ha mantenido el apellido gallego, reconoció que tuvo que reñir a su padre en más de una ocasión para que no actuara de un modo "demasiado amistoso", como según dijo es él, y también para que no intentara hablar en español "porque los americanos no hablan idiomas". Sin embargo, Martin subrayó que Emlio es su hijo, su amigo y el mejor director que conoce, por lo que la experiencia fue perfecta.

La película, que se estrena el próximo 19 de noviembre, contó con un presupuesto ajustado, 3,8 millones de dólares, que según Julio Fernández, presidente de Filmax Entertainment, no hubiera permitido contar con un actor de la talla de Martin Sheen. La aportación de la Xunta, 700.000 euros, demuestra que "no es un spot financiado con dinero público" sino un proyecto independiente que pretende llegar al público. La productora estrenará la cinta en cincuenta o sesenta salas pero confía en llegar a las 150 una vez el público responda.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Estatutos de la Mancomunidad de Oca-Tirón.


Acaban de ser publicados, el 2 de noviembre, y por tanto entran ya en funcionamiento 
Los Estatutos de la Mancomunidad de Oca-Tirón.
Aquí va el texto desde el BOCyL                        
                                                
MANCOMUNIDAD DE OCA-TIRÓN  (BURGOS)                            
                                                                        
  APROBACIÓN definitiva de los Estatutos de la Mancomunidad de Oca-Tirón.


     De conformidad con lo dispuesto en el artículo 41 de la Ley 1/1998 de 4 de junio de Régimen Local de Castilla y León, se procede a insertar anuncio en el «Boletín Oficial de Castilla y León», tras haber sido aprobados definitivamente los estatutos de la Mancomunidad Oca-Tirón por 2/3 partes de los Ayuntamientos Mancomunados. Se procede a transcribir literalmente el texto de los mismos:
«ESTATUTOS DE LA MANCOMUNIDAD DE MUNICIPIOS OCA-TIRÓN
CAPÍTULO I
Disposiciones Generales
     Artículo 1.– Constitución, denominación y plazo de vigencia.
     1.– De conformidad con lo dispuesto en el Ordenamiento Jurídico se constituye la Mancomunidad de Municipios, integrada por los de Alcocero de Mola, Arraya de Oca, Bañuelos de Bureba, Bascuñana, Belorado, Carrias, Castildelgado, Cerezo del Río Tirón, Cerratón de Juarros, Espinosa del Camino, Fresneña, Fresno del Río Tirón, Ibrillos, Redecilla del Camino, Santa María de Invierno, Tosantos, Valle de Oca, Viloria de Rioja, Villaescusa la Sombría, Villafranca Montes de Oca, Villambistia.
     2.– La referida Entidad se denominará «Mancomunidad de Oca-Tirón».
     3.– La Mancomunidad se constituye con carácter indefinido en el tiempo.
     Artículo 2.– Consideración legal y domicilio de la Mancomunidad.
     1.– La Mancomunidad gozará de personalidad jurídica propia y tendrá la consideración de Entidad Local.
     2.1. Los órganos de Gobierno y Administración de la Mancomunidad tendrán su sede en Belorado.
     2.2. Lo dispuesto anteriormente se entiende sin perjuicio de que la Asamblea de Concejales, pueda modificar la misma según el procedimiento de modificación de los Estatutos que prevé la legislación vigente.
     2.3. Mientras no se lleve a cabo lo dispuesto en el apartado 2.2 la sede se mantendrá en Belorado.

CAPÍTULO II
Fines de la Mancomunidad
     Artículo 3.
     1.– Son fines de la Mancomunidad que irá ejerciendo en la medida que sus medios personales y materiales lo permitan:
a) Prestación del servicio de recogida, transporte, vertido y tratamiento, en su caso, de residuos sólidos urbanos.
b) Protección civil.
c) Servicios culturales y deportivos.
d) Servicios de acción social y de promoción y reinserción social.
e) Turismo.
2.a) A iniciativa de cualquiera de los Municipios mancomunados o de la propia Asamblea de Concejales, las competencias de la misma podrán extenderse a otros fines de competencia municipal previstas en el Art. 25 de la Ley 7/1985, de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, aunque no a su totalidad.
b) La ampliación de fines a que se refiere el apartado anterior se tramitará y aprobará como modificación de Estatutos.
c) Todos los municipios relacionados en el artículo 1.1 asumen todos y cada uno de los fines y servicios relacionados en el artículo 3.1.

CAPÍTULO III
Régimen Orgánico y Funcional
     Artículo 4.– Estructura orgánica básica.
     El Gobierno y Administración de la Mancomunidad corresponderá a los siguientes órganos.
Presidente de la Mancomunidad.
Vicepresidente.
Consejo Directivo.
Asamblea de Concejales.
     Artículo 5.– Elección de Presidente.
     1.– El Presidente de la Mancomunidad será elegido por la Asamblea de Concejales entre sus miembros, por mayoría.
     2.– Si ningún candidato obtuviera mayoría en la primera votación, se procederá a celebrar una segunda vuelta, en el término de una hora, en la que resultará elegido el candidato que obtenga la mayoría simple de los votos emitidos, y en caso de empate se elegirá por sorteo público.
     Artículo 6.– Elección de Vicepresidente.
     1.– Designado el Presidente, el Consejo de la Mancomunidad elegirá un Vicepresidente que sustituirá a aquel en los casos de ausencia, enfermedad u otras causas justificadas.
     2.– El procedimiento de elección será el previsto en el artículo anterior, para la elección de Presidente de la Mancomunidad.
     Artículo 7.– Funciones del Presidente.
     Corresponde al Presidente de la Mancomunidad:
a) Dirigir el gobierno y administración de la Mancomunidad.
b) Representar a la Mancomunidad.
c) Convocar y presidir las sesiones de la Asamblea de Concejales, salvo los supuestos previstos en la legislación vigente y en la legislación electoral respecto del alcalde, de la junta de Gobierno y de cualesquiera otros órganos de la Mancomunidad, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras de la Mancomunidad.
e) Dictar instrucciones.
f) Desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito siempre que estén previstas en el Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 por 100 de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no supere el 15 por 100 de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior: Ordenar pagos y rendir cuenta, todo ello de conformidad con lo dispuesto en la normativa aplicable respecto del Alcalde.
g) Aprobar la oferta de empleo público con el Presupuesto y la plantilla aprobados por la Asamblea de Concejales, aprobar las bases de las pruebas para la selección de personal y para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuirlas retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas.
h) Desempeñar la Jefatura de Personal y acordar su nombramiento y sanciones, incluída la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el despido del personal laboral dando cuenta a la Asamblea de Concejales, en estos dos últimos casos, en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entiende sin perjuicio de lo dispuesto en el Art. 99.1 y 3 de la Ley 7/1985 LRBRL.
i) El ejercicio e acciones judiciales y administrativas y la defensa del ayuntamiento en las materias su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano y, en caso de urgencia, en materias de competencia de la Asamblea de Concejales, en este último supuesto dando cuenta a la Asamblea en la primera sesión que celebre para su ratificación.
j) La iniciativa para proponer a la Asamblea de Concejales la declaración de lesividad en materias de competencia de Presidencia.
k) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto ni, en cualquier caso, los seis millones de euros incluidas las de carácter plurianual, cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
l) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente parra su contratación o concesión y estén previstas en el presupuesto.
ll) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 por 100 de los re cursos ordinarios del presupuesto ni los tres millones de euros, así como la enajenación del patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación del patrimonio no se encuentre prevista en el presupuesto.
m) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos de la Asamblea.
n) Las demás que expresamente le atribuyan las Leyes y aquellas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas determinen de competencia de la Alcaldía en cuanto sean de aplicación en atención a la naturaleza y fines de la Mancomunidad y este Estatuto no otorgue a otros órganos de la Mancomunidad.
     2.– El Presidente podrá delegar el ejercicio de sus atribuciones salvo las de convocar y presidir las sesiones de la Asamblea de Concejales y otros órganos municipales, decidir empates con voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura de personal, la separación del servicio de funcionarios y el despido del personal labora, y las enunciadas en los apartados a), i), j).
     Artículo 8.– Del Consejo Directivo. Funciones. Sesiones.
     1.–El Consejo Directivo estará integrado por …
a) El Presidente.
b) El Vicepresidente.
c) Tres Vocales miembros de la asamblea de Concejales, designados por el Presidente.
     2.– Corresponde al Consejo Directivo la asistencia al Presidente en el ejercicio de sus competencias y las atribuciones que el Presidente u otro órgano de la Mancomunidad le delegue o le atribuyan las leyes.
     3.– El Consejo Directivo celebrará sesiones siempre y previamente a la convocatoria de la Asamblea de Concejales.
     Artículo 9.– Composición de la Asamblea de Concejales.
     1.– La Asamblea de Concejales estará integrada por los vocales representantes de los Municipios mancomunados elegidos por sus respectivas Corporaciones, cuyo número resulte de aplicar la escala prevista en el siguiente apartado.
     2.– Para la determinación del número de vocales que corresponda a cada municipio se tendrán en cuenta las reglas siguientes:
a) Todos los municipios contarán con un vocal.
b) Se aplicará un vocal más al Municipio con una población entre 1.001 y 2.000.
c) Se aplicarán dos vocales más al municipio con una población de 2001 en adelante.
     3.– Los vocales representantes de cada Municipio serán elegidos por mayoría en los Plenos de sus respectivos Ayuntamientos, entre sus miembros, garantizando la representación de las minorías, si por el número de representantes fuere posible.
     Si en la primera votación no se pudiesen elegir por mayoría a todos los vocales, en el término de dos horas se celebrará una segunda votación.
     Los casos de empate se resolverán siempre a favor del candidato de la lista más votada; si el empate persistiera el empate se resolverá a favor del candidato mejor colocado en dicha lista.
     4.– El mandato de los vocales coincidirá con el de sus respectivas Corporaciones.
     Tras la celebración de Elecciones Locales y dentro del plazo previsto por la Ley para la designación de representantes en órganos colegiados, los Ayuntamientos integrantes deberán nombrar a los vocales representantes del municipio en la Asamblea de Concejales de la Mancomunidad.
     Transcurrido el plazo para la designación de vocales por los Ayuntamientos y dentro de los diez días siguientes, se procederá a la constitución de la nueva Asamblea de Concejales de la Mancomunidad y designación de su Presidente, sin perjuicio de la resolución de posibles contenciosos electorales y siempre que pueda constituirse la Asamblea de Concejales de la Mancomunidad por estar nombrados, al menos, dos tercios de sus vocales.
     Hasta la fecha de constitución de la nueva Asamblea de Concejales actuarán en funciones la anterior y su Presidente en todo aquello que afecte únicamente a la gestión de los asuntos de ordinaria administración de la Mancomunidad, dando cuenta de tales actuaciones a la entrante Asamblea de Concejales de la Mancomunidad tan pronto como ésta sea constituida.
     El cese como Concejal llevará aparejado el de vocal del Consejo. En este caso, el Pleno del Ayuntamiento afectado procederá a elegir un nuevo vocal de acuerdo con lo establecido en el apartado anterior.
     Artículo 10.– Funciones de la Asamblea de Concejales de la Mancomunidad.
     Corresponde, en todo caso, a al Consejo de la Mancomunidad las siguientes atribuciones:
a) El control y fiscalización de los órganos de gobierno.
b) La aprobación del Reglamento Orgánico y de las ordenanzas.
c) La determinación de los recursos propios de carácter tributario, la aprobación y modificación de los presupuestos; la disposición de gastos en los asuntos de su competencia y la aprobación de cuentas, todo ello de acuerdo con el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales.
d) La aprobación de las formas de gestión de los servicios.
e) La aceptación de delegación de competencias hechas por otras Administraciones Públicas.
f) El planteamiento de conflictos de competencias con otras Entidades Locales y demás Administraciones Públicas.
g) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones fijas y periódicas de los funcionarios y el número y régimen del personal eventual.
h) El ejercicio de acciones administrativas y judiciales y la defensa de la Mancomunidad en materias de su competencia.
i) La declaración de lesividad de los actos de la Mancomunidad.
j) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de la Mancomunidad.
k) Concertar operaciones de crédito siempre que su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico exceda el 10 por 100 de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 por 100 de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior, todo ello de conformidad con lo dispuesto en la normativa aplicable respecto del Pleno.
l) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto y, en cualquier caso, los seis millones de euros incluidas las de carácter plurianual, cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía señalada.
ll) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente parra su contratación o concesión y cuando aún no estén previstas en el presupuesto.
m) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 por 100 de los re cursos ordinarios del presupuesto y en todo caso cuando sea superior a los tres millones de euros, así como la enajenación del patrimonio en los siguientes supuestos:
Cuando estando previstas en el Presupuesto superen los mismos porcentajes y cuantías indicados.
La de bienes inmuebles o muebles declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación del patrimonio y no se encuentre prevista en el presupuesto.
n) Aquellas otras que deban corresponder a la Asamblea de Concejales por exigir una mayoría especial.
ñ) Las demás que expresamente le confieran las leyes.
     2.– Pertenece, igualmente, a la Asamblea de Concejales la votación sobre la moción de censura al Presidente y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por la legislación electoral general, respecto del Alcalde.
     3.– La Asamblea de Concejales puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Presidente y en el Consejo Directivo (si lo hubiera), salvo las enunciadas en el número 1 letra a), b), c), d), e) ,f), g) j) y n) y en el apartado 2 del Art.
     Artículo 11.– Sesiones del Consejo de la Mancomunidad.
     La Asamblea de Concejales celebrará sesión ordinaria al menos una vez al trimestre previa convocatoria del Presidente de la Mancomunidad.
     Celebrará sesión extraordinaria cuando así los decida el Presidente o lo solicite una cuarta parte de los miembros, al menos, del número legal de miembros del Consejo de la Mancomunidad.
     Artículo 12.– Comisiones Informativas.
     Para la preparación y estudio de los asuntos de la Asamblea de Concejales de la Mancomunidad, podrá acordarse la constitución de Comisiones Informativas que actuarán en los cometidos que se concreten, pudiéndose solicitar los asesoramientos que se estimen necesarios.
     Artículo 13.– Acuerdos de la Asamblea de Concejales.
     Todos los acuerdos de la Asamblea de Concejales se adoptarán por mayoría simple de los miembros presentes, excepto los casos en que se requiera mayoría cualificada por disposición expresa de este Estatuto por aplicación de lo dispuesto en la legislación de Régimen Local.
     En concreto se necesita mayoría absoluta del número legal de miembros de la Asamblea de Concejales para la validez de acuerdos que se adopten sobre las siguientes materias:
a) Aprobación y modificación del Reglamento Orgánico de la Mancomunidad.
b) Modificación de sus Estatutos.
c) Transferencias de funciones o actividades a otras administraciones públicas, así como la aceptación de las delegaciones o encomiendas de gestión realizadas por otras Administraciones, salvo que por ley se impongan obligatoriamente.
d) Concesión de bienes o servicios por más de cinco años, siempre que su cuantía exceda del 20 por 100 de los recursos ordinarios del Presupuesto.
e) Aprobación de forma concreta de gestión del servicio correspondiente.
f) Aprobaciones de operaciones financieras o de crédito y concesiones de quitas o esperas cuando su importe supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios de su Presupuesto y operaciones de crédito previstas en el Art. 47.2 l) de la LRBRL.
g) Enajenación de bienes cuando su cuantía exceda del 20 por 100 de los recursos ordinarios de su presupuesto.
h) Alteración de la calificación jurídica de los bienes demaniales.
i) Cesión gratuita de bienes a otras administraciones o instituciones públicas.
j) Las restantes materias determinadas por las leyes.
     Artículo 14.– Régimen General de Funcionamiento.
     En lo no previsto en este Estatuto, el funcionamiento y régimen de sesiones de los órganos de la Mancomunidad se regulará en el Reglamento Orgánico que aprobará la Asamblea de Concejales por mayoría absoluta legal, siendo aplicable con carácter supletorio lo dispuesto por la legislación local para la organización, funcionamiento y régimen jurídico de las Corporaciones Locales.
     Artículo 15.– Secretaría, Intervención y Depositaría.
     1.– Las funciones de secretaría e intervención serán desempeñadas en los términos y en cualquiera de las formas previstas por el ordenamiento jurídico, atendiendo la clasificación del puesto de secretaría, o en su caso, la exención declara para mantenerlas».
     2.– Las funciones de Depositario podrán ser desempeñadas por un miembro del Consejo del Mancomunidad designado por éste.

CAPÍTULO IV
Recursos y Administración Económica
     Artículo 16.– Recursos de la Mancomunidad.
     Constituyen recursos propios de la Mancomunidad los siguientes:
a) Las subvenciones que se obtengan del Estado, de la Comunidad Autónoma o de cualquier entidad pública o privada.
b) Los productos y rentas de su patrimonio.
c) Las tasas por la prestación de servicios o la realización de actividades de su competencia.
d) Las contribuciones especiales para la ejecución de obras o para el establecimiento, ampliación o mejora de los servicios de su competencia.
e) Los procedentes de operaciones de crédito.
f) Las aportaciones ordinarias y extraordinarias de los Municipios integrantes de la Mancomunidad.
g) En su caso, los intereses de préstamos que otorgue la Mancomunidad.
     Artículo 17.– Ordenanzas Fiscales.
     1.– La Mancomunidad podrá aprobar Ordenanzas Fiscales correspondientes a los distintos servicios, teniendo dichas Ordenanzas fuerza obligatoria en todos los Municipios integrantes, una vez aprobadas.
     2.– Corresponde a los Municipios facilitar a la Mancomunidad toda la información precisa para la formación de padrones, altas, bajas y demás modificaciones referidas a los contribuyentes afectados por los distintos servicios que constituyan el fin regulado en los artículos anteriores.
     3.– La Mancomunidad podrá, en todo momento y por sus propios medios, comprobar la veracidad y exactitud de los datos a que se refiere el número anterior.
     Artículo 18.– Aportaciones de los Municipios.
     1.– Las aportaciones de los Municipios, a que se refiere el artículo 15, serán fijadas por la Asamblea de Concejales, teniendo en cuenta como criterio general la población de derecho de cada Municipio y la efectiva utilización de los servicios que se trate de financiar.
     2.– Las aportaciones tendrán la consideración de pagos obligatorios y preferentes para los Ayuntamientos Mancomunados. En caso de retraso de más de dos meses desde su notificación, por parte de cualquier de los Ayuntamientos, la Asamblea de Concejales podrá suplir dicha aportación mediante operación de crédito, con cargo al ayuntamiento moroso en todos sus gastos.
     Artículo 19.– Recursos crediticios.
     La Mancomunidad podrá acudir al crédito público en las mismas condiciones y con las mismas formalidades y garantías, que la Legislación de Régimen Local establece para los Ayuntamientos.
     Artículo 20.– Presupuesto.
     La Asamblea de Concejales aprobará anualmente un Presupuesto, que comprenderá tanto los gastos ordinarios como los de inversiones, según lo establecido para los Ayuntamientos.
CAPÍTULO V
Modificación de Estatutos
     Artículo 21.– La Modificación de Estatutos se acomodará al procedimiento y requisitos exigidos en la legislación vigente, en concreto en los artículos 38 y siguientes de la Ley 1/1998, de 4 de junio, de Régimen Local de Castilla y León.

CAPÍTULO VI
Incorporaciones y separaciones
     Artículo 22.– Incorporación de nuevos miembros.
     1.– Para la incorporación a la Mancomunidad de un nuevo Municipio será necesario:
a) Que lo solicite la Corporación interesada, previo acuerdo adoptada por mayoría absoluta legal, en el Pleno de la misma.
b) Información pública por espacio de un mes e informe de la Diputación Provincial o Diputaciones afectadas y de la Consejería competente de la Junta de Castilla y León en los términos previstos en la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León.
c) El voto favorable de la asamblea de Concejales por mayoría absoluta legal.
d) Dar cuenta a la Administración del Estado.
     2.– La aportación inicial de los Municipios incorporados a la Mancomunidad con posterioridad a su constitución se fijará por la Asamblea de Concejales, teniendo en cuenta las aportaciones realizadas hasta esa fecha por los Municipios Mancomunados, actualizadas en su valoración, aplicándose los mismos criterios que determinaron las aportaciones de éstos.
     Artículo 23.– Separación de miembros.
     Para la separación voluntaria de la Mancomunidad de cualquiera de los Municipios que la integran, será necesario:
a) Que lo solicite la Corporación interesada, previo acuerdo adoptado por mayoría absoluta legal en el Pleno de la misma.
b) Que haya transcurrido un período mínimo de cuatro años de pertenencia a la Mancomunidad.
c) Que se encuentre al corriente en el pago de sus aportaciones.
d) Que se practique información pública durante el plazo de un mes e informe de la Diputación Provincial y de la Consejería competente en materia de la Administración Local, en los términos previstos por la Ley de Régimen Local de Castilla y León.
     Artículo 24.– Liquidación económica de las separaciones.
     1.– Las separación de una o varias Entidades requerirá que las mismas abonen previamente sus deudas pendientes con la Mancomunidad. No obstante, producida la separación, ésta no obligará a la Asamblea de Concejales al abono del saldo acreedor que las Entidades tengan, en su caso, respecto a la Mancomunidad, quedando el correspondiente derecho en suspenso hasta el día de la disolución de aquella, fecha en que se les abonará la parte alícuota que les corresponda en los bienes de la Mancomunidad.
     2.– No podrán las Entidades separadas alegar derecho a la utilización de los bienes o servicios de la mancomunidad, con carácter previo a la disolución de la misma, aunque tales bienes radiquen en su término municipal.

CAPÍTULO VII
Disolución de la Mancomunidad
     Artículo 25.
     1.– La disolución de la Mancomunidad podrá producirse por las causas generales establecidas para las personas jurídicas por el ordenamiento vigente, en la medida que sean aplicables a ellas, por la naturaleza de sus fines.
     2.– Quedará igualmente disuelta cuando lo acuerden la Asamblea de Concejales y el Pleno de los Ayuntamientos de los Municipios Mancomunados con el voto favorable de la mayoría absoluta legal de sus miembros. El procedimiento será el determinado en la Ley de Régimen Local de Castilla y León.
     3.– El acuerdo de disolución adoptado por la Asamblea de Concejales determinará la forma de liquidar los bienes y obligaciones pendientes, atendiendo a criterios de proporcionalidad en relación con el total de las respectivas aportaciones de cada Municipio.
DISPOSICIÓN FINAL
     En lo no previsto en los presentes Estatutos será de aplicación la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, los reglamentos que desarrollen aquella, y las demás disposiciones que sobre régimen local apruebe la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
     1.– Se modifican las referencia a textos legales vigentes en el momento de aprobación de los Estatutos ya que con posteridad se aprobó la Ley de Régimen Local de Castilla y León. Ley 1/1998. Como consecuencia de ello desaparece toda referencia al Consejo de la Mancomunidad y se sustituye por Asamblea de Concejales.
     Los presentes Estatutos entrarán en vigor a partir del día siguiente al de la inserción del anuncio de su aprobación definitiva en el «Boletín Oficial de Castilla y León».
     Belorado, 13 de octubre de 2010.
El Presidente  de la Mancomunidad Oca-Tirón,
Fdo.: ÁNGEL ESTÉBANEZ BUSTILLO