viernes, 4 de febrero de 2011

Recuperación de charcas para los anfibios de la zona riojana

En las charcas riojanas, cercanas a Redecilla del Camino, la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha decidido favorecer la conservación y mejora de las poblaciones de anfibios mediante el acondicionamiento o creación de medios acuáticos en los que puedan reproducirse, criar y completar su ciclo vital
Esta línea de actuación, tan sencilla y económica como efectiva, ya ha demostrado su eficacia en otros puntos de España y Europa.

En los últimos años, la Dirección General de Medio Natural ha desarrollado distintas iniciativas para la creación o mejora de charcas y humedales con el fin de proteger los anfibios y el resto de especies de flora y fauna que dependen de ellas. Entre ellas figuran el cerramiento de la Laguna de Anguta en Valgañón, la declaración de los Sotos de Alfaro como Reserva Natural, la inclusión de las Lagunas de Urbión en la lista Ramsar, la creación y adecuación del humedal de la Degollada o la declaración de la Laguna de Hervías como Área Natural Singular. 

En 2009, se llevó a cabo la restauración hidrológica del lago de Herramélluri, que ya ha sido rápidamente colonizado por varias especies de anfibios, y en 2010 se han acondicionado tres charcas en la sierra riojana, concretamente en Ezcaray, Rabanera y Ventrosa. 

Estas y otras actuaciones similares que se desarrollen en los próximos años se enmarcarán en este nuevo plan que pretende restaurar todos los hábitats acuáticos de la región claves para la supervivencia de los anfibios, crear nuevas charcas donde sea necesario, fomentar un uso de charcas y balsas compatible con la supervivencia de los anfibios, avanzar en su estudio y conocimiento y potenciar la educación y el voluntariado ambiental en torno a este tipo de ecosistemas.

El Gobierno de La Rioja confía en que este documento suponga un respiro para los anfibios de la región.  
La experiencia previa en el lago de Herramélluri o en la laguna de Valgañón hace pensar que estas actuaciones tendrán éxito ya que, si se logra agua limpia para el desarrollo de las larvas y vegetación en las orillas que sirva de refugio a los adultos y atraiga a los insectos, los anfibios son capaces de colonizar cualquier masa de agua con gran facilidad.

Información recogida en Agroinformación
http://www.agroinformacion.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.