domingo, 11 de diciembre de 2011

El molino de San Miguel de Pedroso

El molino de San Miguel de Pedroso, una joya mecánica

Pese a su antigüedad está preparado para moler sin dificultad el grano


 
La provincia burgalesa guarda pequeñas joyas del pasado que pasan desapercibidas a los ojos de los visitantes. Igualmente, en muchas ocasiones, el trabajo de los vecinos de los pequeños pueblos permite rescatarlas del olvido con empeño y esfuerzo colectivo. 
Este es el caso del molino de San Miguel de Pedroso que gracias al esfuerzo del colectivo 'El Priorato' es considerado como uno, si no el más, antiguo molino de Castilla y León, aún en funcionamiento. Precisamente esto, que funcione, le hace singularmente interesante ya que la primera referencia del mismo se remota a mediados del siglo X. Esta datación tan antigua no sorprende en el caso de este pequeño núcleo, ahora barrio de Belorado, ya que su historia se remonta a más de 1250 años atrás como esta constatado. 
Una de las características que destaca de esta localidad es el empeño de sus vecinos por recuperar su historia pasada con la mayor exactitud posible. Por ello, la recuperación del molino se realizó siguiendo al pie de la letra su diseño original medieval. 
Cabe destacar, que el uso de la fuerza del agua para la molienda se sitúa históricamente en España en la ocupación árabe. Incluso en el lenguaje propio de los molinos se mantienen palabras derivadas de esa lengua.  
Molino de cubo, como el molino de Villareina en Redecilla del Camino.
De hecho, el diseño del molino de San Miguel mantiene muchos puntos de coincidencia con el denominado 'molino de cubo', poco frecuente en Castilla y León, que aprovecha la velocidad del agua. 
El trabajo de recuperación realizado permite ver con total claridad este distingo respecto a los molinos de río o arroyos, al proyectarse el chorro por el 'saetín' procedente del depósito a gran velocidad. Igualmente, en su interior, se ha reconstruido hasta en su más mínimo detalle la maquinaria y accesorios que permitía moler los distintos tipos de grano. 
Una selección de estos también se puede visitar, junto a una exquisita recopilación etnográfica, en la antigua Casa Parroquial donde, literalmente, se viaja al pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.