miércoles, 15 de agosto de 2012

Comienza la Novena a la Santa María, Nuestra Señora de Ayago


Comienza la Novena a la Santa María, 
Nuestra Señora de Ayago.

Día 16 de agosto  2012

Algunos datos sobre  dicha  Novena

.- "Gozos" a la Virgen de Ayago

.- Pues que siempre nos altera
El Demonio y el pecado,
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

Al devoto que os implora
con verdadera esperanza,
vuestra protección le alcanza
cuanto os pide en mejora:
bien se conoce, Señora,
que es liberal vuestro pago
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!


Sois la Madre y Protectora
de esta Villa, que en Vos fía,
y en Vos halla luz y guía,
Norte, Luna, Sol y Aurora;
sois la lluvia en que atesora,
y el Arco que ahuyenta el amago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

Arca sois incorruptible
del Maná más soberano,
y el anuncio del verano
con el fruto inadmisible:
sois la Esther, que a Dios terrible
Cordero lo hace tu alhago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

¡Oh Zarza intacta y fecunda!
en el cuerpo y en el alma,
Oliva, Ciprés y Palma,
y sacra Ruth sin segunda:
Mar Océano, que inunda
melífluo, sin dejar vago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

Azucena siempre bella
desde el instante primero,
Madre intacta del Cordero,
que abre el Libro, que se sella:
pues decís: yo soy la Estrella,
y Antorcha que no me apago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

En una Aya apareció
vuestro fanal radiante,
y Redecilla al instante,
tuvo luz que la alumbró.
Feliz de aquel que os halló,
por su Estrela como Mago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!


Raquel llena de hermosura,
y Judit siempre triunfante,
mostrad que sois  Madre amante,
pues sois Madre y Virgen pura:
aniquilad la bravura
de luciferino Lago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!


AYAGO título hermoso
Aya eso nos significa,
y lo que hacéis nos explica
el efecto venturoso:
vuestro poder portentoso
nos defiende del estrago…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

Estrella del Mar radiante
todo el Orbe te apellida,
porque conservas la vida
del devoto navegante:
para que estas glorias cante
quien se acoge a tu sagrado…
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!

Pues que siempre nos altera
el Demonio y el pecado,
.- Seréis nuestra medianera
¡oh Madre Virgen de Ayago!


.- Canción de "Yo tengo una Madre"

Yo tengo una Madre, Madre Querida
que mis penas quita cuando me mira.
Se llama Mi Madre, Virgen María,
Madre de Ayago del  alma mía.


.- Canción de "Salve Señora Virgen de Ayago"

Salve Señora, Virgen de Ayago,
que en su ermita se apareció,
Y reina siempre en Redecilla
que te ama y canta de corazón (bis)

Bendice, Madre, los corazones
aquí  los tienes ante tu altar,
Y será siempre de Redecilla,
Un pueblo tuyo, noble  y  leal (bis)


.-La Novena de la Virgen de Ayago

La “Novena o Exercicio Devoto en Honor y Obsequio de María Santísima Ntra. Sra. con el Título de Ayago, cuya antigua, devota, y milagrosa imagen, se venera desde tiempo inmemorial en la villa de Redecilla del camino, diócesis de Calahorra, y la Calzada se ha sido impresa en tres ocasiones que conozcamos.


Pero previamente se imprimió un Novenario 
 no tiene el mismo contenido que la Novena 


El Novenario anterior al año 1815 (pendiente datar y estudiar)






La primera edición conocida de esa novena, a la que hemos tenido acceso[1], la hemos encontrado en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español. Tiene la misma denominación. Es de autor desconocido (“dada a luz por un devoto de la misma Soberana  Reyna”, del que no se dice el nombre),  aunque encargada y pagada por Buenaventura Merino y Rioja. Se imprime en la imprenta de la Casa de Misericordia en Cádiz en 1815. El autor de estampa grabada se llama José Rico: “La hoja de grabado calcado. a toda plana, el v. en bl., al principio: "Ntra. Sra. de Ayago ... Rico sc.  Tiene  149 páginas, una altura de 15 cm.

Esta edición es importante porque está a unos 70 años de la reconstrucción de la ermita, y porque recoge hechos y milagros recientes en la memoria de los redecillanos del s. XVIII, y de los que el autor muestra un conocimiento muy exacto  en circunstancias, nombres, por lo que esos hechos o milagros son ciertos  e históricos desde el punto de vista de aquella época.

La segunda edición[2] se trata de un impresión de gran riqueza tipográfica y calidad de impresión. Se imprimió con Licencia en Sevilla en el año 1817 a cargo de la Imprenta de Viuda de Vázquez y Cía. Tiene 144 páginas, en papel artesanal[3] y está encuadernada fuera de la imprenta,y por encargo personal del que fuera su propietario, en plena piel de época, magníficamente conservado.

En la tercera página tiene una lámina grabada  con la Virgen de Ayago, que no parece ser del mismo grabado del que tenemos en el pueblo, y  cuya orla dice:”Ntra. Sra. de AYAGO están conced,”140 indulg.” Rezando una Salve”; y fuera de la imagen pone: ”Rico sc”,  que será el autor o el impresor del grabado(José Rico). Son el mismo grabado y autor que los de la edición de 1815.
Como novedad tiene que incorpora el texto de la concesión por parte del Papa Pío VII de las indulgencias que fueron concedidas en la primavera de ese mismo año. Texto que  no tiene la edición de Cadiz.
Por lo demás el contenido es textual y exactamente idéntico a todas las ediciones.

La tercera edición, que es de 1905 y está impreso con Licencia en Santo Domingo de la Calzada por la Imprenta de José Sáenz Moneo. Salvo la portada que asemeja a la edición 1ª,  el resto está impreso en menos tipos  de letra, tamaño más pequeño y espacio interlineal menor, y papel industrial ya moderno,  lo que hace que  esta edición sólo tenga 96 páginas, siendo el contenido el mismo.

En todas las ediciones figura quién dispuso o mando hacerla: “D. Buenaventura Merino y Rioja, Presbítero, Doctor en Sagrada Teología y Examinador Sinodal del Arzobispado de Sevilla”. Por los apellidos es seguro que este Sr. es redecillano.  Este  Sr. fue el que  pagó la primera edición y probablemente la 2ª, pero no nos dice quién fue el autor, sino que despacha este asunto diciendo: “Dada a luz por un devoto de las misma Soberna Reina”. Así que conocemos quien la encargó, quienes la imprimieron en sus tres ediciones, cuales fueron los años de edición, quién fue el autor del grabado (José Rico),  pero no sabemos el nombre del autor, aunque puede deducirse que el autor sea el mismo D. Buenaventura, pero no está probado.

En “Advertencia” pag. 41 de 3ª edición nos dice los dos objetivos de la  publicación, y nos aclara el por qué se llama “Novena o Exercicio Devoto”: “para que se celebren dignamente las festividades de los nueve misterios... en los días que la Iglesia los propone; variando solo la palabra Novena, diciendo en su lugar Exercicio.” O sea  que sirva para rezar Novena en los días de las festividades, y Exercicio devoto para cualquier día del año.

Las indulgencias perpetuas son concedidas por el Papa  Pío VIIº en Roma los días 16 de Mayo y 16 de Junio de 1817; luego la impresión de la 2ª edición se realiza inmediatamente después, en la segunda mitad de  ese año.
Ése, quizás, sea el motivo de que entre la primera edición en Cadiz 1815 y la segunda en Sevilla 1817, haya pasado tan poco de tiempo, dos años.
El hecho de que a la novena se le concedan las indulgencias papales en primavera de 1817, motiva que se reimprima la 2ª edición, dos años después de impresa la primera. Por la primera edición está impresa sin el texto de esas indulgencias.



.- Hechos o milagros según la Novena de la Virgen de Ayago[4].


El mismo autor se muestra muy reservado a la hora de dar categoría de milagro a lo que va a narrar cuando dice[5] “... obedeciendo como debo a los sabios y justísimos decretos pontificios, de cuya infalible regla en nada pretendo separarme”.

Y similar cautela muestra sobre el contenido de los  hechos,  cuando escribe[6]: ”Es verdad que nada se halla escrito, ni menos  autenticado en la forma debida, de este particular, y  que por esto ignoramos mucho de lo que en los siglos pasados haya acontecido de raro o digno de notarse; mas también lo es, que todo lo que aquí se relata ha sido pública voz y fama, y contestado por algunos de los testigos fidelignos, que lo presenciaron o lo oyeron”.

.- Sin fechar,  nos narra como el cura D. Andrés Ternero, dispuso la limpieza del pozo de Ayago, que estaba lleno de piedras. Durante esa tarea una de las piedras más grandes se precipitó al fondo sin que la persona que estaba abajo sufiera ningún daño tras el ruego a la Virgen.
.- El 25 de Mayo de 1743, D. Fermín Ameyugo natural de Herramelluri estaba en Madrid con su madre, camino de Sevilla. Se  cae de la calesa debajo de las ruedas. Su madre implora a la Virgen de Ayago y “se levantó el mismo sin lesión alguna”.
.- Sin fechar,  Julian Aparicio vecino de Zabárrula vio venirse abajo su casa con sus dos hijos dentro- Imploró a la Virgen de Ayago y tuvo tiempo para sacar a sus hijos;  una vez fuera se cayó la casa.
.- Sin fechar, embarcado hacia América,  Vicente Martínez de la Junquera natural del Redecilla vio peligrar la embarcación por una enorme tempestad; imploró a la Virgen de Ayago, se le apareció en el barco y se produjo la travesía sin novedad.
.- Sin fechar, un particular devoto está embarcado, enfermo y sin auxilio médico posible, se cura tras la invocación a la Virgen de Ayago.
.- Sin fechar,  nos habla el autor de la propagación rápida de una grave epidemia. La imagen de la Virgen estaba en su ermita. El cabildo y ayuntamiento decidieron bajarla en rogativa, y al pasar por las calles, sacan los enfermos a las ventanas. Por su intercesión además de sanar todos, “cesó prontamente esta enfermedad”.
.- “Lo acontecido en el año de 1740 es un irrefragable testimonio de esta verdad”: una sequía, pertinaz, asola la comarca. “Perdidos los campos, muertos los ganados”, los pueblos de Villarta-Quintana, Quintanar y Bascuñana junto con el de Redecilla suben al santuario a implorar remedio a la Virgen de Ayago. El dia estaba sereno, pero al salir en rogativa, el cielo “se entoldaba, y en seguimiento de los que la acompañaban venía lloviendo. No se verficó que se mojase alguno...”; mas cuando  llegan a la Iglesia  “llovió por dos horas continuadas”.

Y dice “Y siendo en todas especies de enfermedades, y en todo género de peligros, su protección tan maravillosa, es el asilo y refugio no solo de esta villa, más también de las circunvecinas, en sus necesidades y trabajos”.

Todo ello lo acreditan  que los pueblos de Villarta Quintana, Quintanar y Bascuñana que subían en distintos días en rogatavia a atributar veneración a la Virgen de Ayago.  Bascuñana aún sube cada año, el día de San Marcos, el 25 de Abril, en rogativa a la ermita de Ayago.

En la Cofradía de la Virgen de Ayago, disuelta por la Chancillería de Valladodid en el s. XVIII dado el poder económico de la misma, quedan reseñados muchos cofrades de los pueblos comarcanos... 
Una prueba más de que la Virgen de Ayago, antes del nuevo asentamiento municipal producido al morir el Antiguo Régimen, era la patrona de toda la comarca... 

También lo ratifican las rogativas, los votos, las promesas y las funciones que se  han hecho en acción de gracias  en Sevilla, Cadiz, Madrid y en los reinos de las Americas: la capilla del colegio que los RR.PP. Franciscanos tiene dedicada a la Virgen de Ayago en reino de Chile.

De todo ello se deduce también una profunda advocación marinera de la Virgen de Ayago, pues son muchos los que emigrando a las américas, invocan a la Virgen, aún sin ser naturales ni oriundos de Redecilla del Camino...; dato este que se recoge en los Gozos de la misma Novena... 


Pero el milagro de todos los milagros que tiene significación en el presente:
“...Es bien sabido cuántos ha salido de  esta villa para mejorar de fortuna a reinos y paises extraños, confiados solo en el amparo y maternal clemencia de esta Madre Dulcisimo y Sra. nuestra, y que cuanto más destitudos se veían de auxilio, socorro y favor en las criaturas, tanto más bien les era propocionado su mejor establecimientoo y  subsistencia...; confesando ser deudores da la protección de nuestra Sra. la Santísima Virgen de Ayago, por su porperidad, y de la que llaman fortuna...”.



[1] Existe al menos un ejemplar en Redecilla del Camino, en poder de Carmen Rioja.
[2]El día 17 de octubre de 2007  se adquiría un ejemplar mediante compra en la librería de viejo Méndez Pascual Libros de Madrid, por parte de Vitor.
[3] Sólo a partir de 1830 se comienza a fabricar  papel industrial
[4] Novena de la Virgan de Ayago, edición 2ª, Sto Domingo de la Calzada 1905 pags. 15-20
[5] Idem pag. 14,.
[6] Idem


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.