sábado, 20 de octubre de 2012

Se seguirá con las reivindicaciones sanitarias

A pesar de la leve mejora propuesta por la administración, 
en la reunión mantenida ayer 

Los Vecinos de la Riojilla 
acuerdan seguir con las reivindicaciones sanitarias

 J.A.H. / Belorado 
D. de Burgos, 19 de octubre de 2012
 

 La semana que viene se reunirán las mancomunidades Oca-Tirón y Demanda 
para definir el calendario de movilizaciones y 
otro tipo de acciones para que la Junta anule los recortes

Los vecinos de la comarca de Belorado no están dispuestos a aceptar sin protestar los recortes en materia sanitaria impuestos por la Junta y que dejan al centro de salud con un solo médico de guardia y una enfermera (excepto fines de semana, festivos y período estival que el servicio se reforzaría con un doctor más) para atender a una comarca extensa y con malas comunicaciones por carretera.

Los vecinos, en el transcurso de un encuentro con el alcalde, Luis Jorge delBarco, quien informó de las negociaciones con la Junta, acordaron que en la reunión que mantendrán el próximo día 24 las mancomunidades Oca-Tirón y Demanda se establezca un calendario de acciones a llevar a cabo en los próximos meses, así como de las reuniones a mantener con los responsables de los recortes sanitarios y otras acciones «más efectivas para anular los recortes sanitarios en la comarca».

Los más de setenta vecinos que acudieron a la reunión trasladaron al alcalde su angustia por la situación en la que queda el centro de salud de la localidad  y mostraron su disconformidad con los refuerzos para los 52 fines de semana y los que habrá desde el primer día de agosto hasta el 15 de septiembre que, a su juicio, «por el incremento de población y superior paso de peregrinos no supone ninguna mejora efectiva sino una asistencia imprescindible para cubrir mayores servicios», a la vez que apuntaron que en esas épocas se incrementan también el número de incidencias «en las lamentables carreteras de la zona».

Los vecinos trasladaron al alcalde sus inquietudes señalando que el médico de guardia puede  tardar entre media y dos horas de en acudir a una urgencia y regresar, «¿qué hacemos si el centro de salud está cerrado, marchamos directamente a Burgos -si tenemos medio de locomoción- o esperamos a la puerta con el familiar enfermo sin saber el tiempo que durará la espera?».
Algunos fueron más duros y preguntaron al resto  de vecinos si estaban dispuestos,  mientras regresaba el único médico de guardia, a ver cómo muere un padre o sufre un hijo con una dolencia desconocida.

Todos coincidieron en  que la asistencia a 5.000 personas repartidas en 40 núcleos «nunca puede ser considerada de la misma forma que un barrio de ciudad» y pidieron que considere la opinión de los profesionales de la Zona Básica de Salud «muy clarificadora porque existe un informe sobre las necesidades más elementales y los problemas más acuciantes»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.