viernes, 31 de mayo de 2013

Anfibios en la charca de Anguta

 Excursión a Anguta



Fuente
Anfibios y Reptiles de la Rioja

Un total de 12 aventureros partimos el pasado sábado a observar anfibios cerca de Valgañón, en una charca situada en la sierra de la Demanda. Dada la meteorología y el frío que estamos teniendo este año, esperábamos que -a pesar de las fechas- la reproducción de los anfibios a esa altitud se encontrara en pleno apogeo.


Vista general del paraje visitado.
En el centro de la imagen, se encuentra la balsa
 rodeada por un muro de piedra para protegerla del ganado.
Foto: Ricardo Zaldívar.


Una visita al acebal antes de anochecer.
Foto: Ricardo Zaldívar.
 Pero no, nos equivocamos estrepitosamente... no había grandes coros, ni millares de ejemplares como cabría esperar. Sólo se oían algunas ranas comunes (Pelophylax perezi) y un pequeño coro de Ranita de San Antonio (Hyla arborea molleri) -lo cual, tampoco es poca cosa en cuestión de decibelios-. No se escuchaba ya el canto de los sapos corredores (Bufo calamita), ni los sapillos moteados (Pelodytes punctatus), aunque pudimos observar algunos ejemplares. Sólo encontramos un ejemplar de tritón palmeado (Lissotriton helveticus) y aunque vimos varios tritones jaspeados (Triturus marmoratus), no era "la marabunta" que hemos observado otros años. Lo mismo puede decirse de las ranitas, una aquí... otra un poco más allá... pero en mucho menor número que otras veces. No hubo ni rastro de los sapos comunes (Bufo bufo spinosus) y ni mucho menos del sapo partero (Alytes obstetricans), especie a la que a menudo no se le ve, pero se le oye. 


Ejemplar macho de tritón palmeado (Lissotriton helveticus).
Foto: Santiago Peña.

Primerísimo plano de una hembra de tritón jaspeado (Triturus marmoratus).
Foto: Santiago Peña.

Espectacular macho de tritón jaspeado (Triturus marmoratus).
 Foto: Aitor Marín.

Ejemplar de sapillo moteado (Pelodytes punctatus).
Foto: Javier Robres.

Sapo corredor (Bufo calamita).
Foto:
Javier Robres.

Ranita de San Antonio (Hyla arborea molleri).
Foto: Juanjo Vega.

Otro ejemplar de "la reina de la sierra". Esta vez de color grisáceo.
Foto: Santiago Peña.

Ejemplar de rana común (Pelophylax perezi).
Foto: Ricardo Zaldívar.


 Parece que la llamada de la naturaleza pudo más que las temperaturas y que no supimos valorar con precisión la fenología anfibia en torno a los 1.200 metros de altitud. Será que somos mucho más frioleros que estos aguerridos animales.


Doce "anfibieros" sonrientes a pesar del frío.
Foto: Javier Robres.


 Pese a todo se disfruto mucho, muchísimo... Tanto aquellos que no habían visto de cerca nunca una ranita de San Antonio o un sapillo moteado, como los que no habían visitado nunca el cercano acebal (Ilex aquifolium). Así como los que hemos hecho ambas cosas otras veces, disfrutamos con los rostros y la compañía del resto.

1 comentario:

  1. Interesante reportaje y estupendas fotos.
    José Luis
    http://plantararboles.blogspot.com
    http://quintanaloranco.blogspot.com

    ResponderEliminar

Da tu Opinión.