domingo, 10 de noviembre de 2013

Torocuervo desde Eterna

Torocuervo desde Eterna


Fuente Blog 
"Desde la Sierra de la Demanda"

Ruta realizada en fecha 27 de Octubre de 2.013

Itinerario:
Eterna (pueblo) – Pradilla (Alto de Pradilla) – Collado de Iguareña – Torocuervo – Collado de Iguareña – Alto de Corcusa – Pradilla (Alto de Pradilla) – Eterna.


                        Los protagonistas de la ruta en la cumbre de Torocuervo (1.933mts).


                                      Ubicación de la ruta.

Elías y Javier.

            La ruta de hoy va a ser una improvisación después de acercarnos al pueblo de Eterna, a donde accedemos una vez pasado Belorado en la N-120 y tomar el desvío que hacia el Sur pasa por las localidades de Fresneña y San Cristóbal del Monte para terminar en el mencionado Eterna (1.110mts) donde finaliza el asfalto.
            Sobre la marcha iremos decidiendo recorrido y objetivo después de haber comenzado a caminar pasadas las 10 de la mañana (teniendo en cuenta el cambio de horario de final de Octubre). En clara dirección Sur seguimos por un camino en principio ancho que a los pocos minutos se convierte en estrecha senda. Entre la vegetación existente podemos contemplar ejemplares de enebro y numerosos acebos destacando la vistosidad de éstos últimos especialmente cuando alcanzamos el Portillo de Larrea (1.240mts) y los más despejados campos de la Dehesa. Es desde esta posición cuando se nos abre un amplio horizonte teniendo bien a la vista el cordal de la Sierra de la Demanda. Fijamos nuestra mirada especialmente en la montaña Torocuervo que bien podría ser un interesante objetivo. Se encuentra bastante lejos pero pensamos que sería asequible. Nos moveremos en esa dirección.
            En las dehesas antes de llegar al Alto de Pradilla divisamos un numeroso rebaño de ovejas que se encuentran apaciblemente pastando. El mastín que las protege se aproxima hacia nosotros obligándonos a modificar nuestra trayectoria. Para evitar el encuentro con el fiero guardián que sigue acosándonos a cierta distancia, realizamos algunos rodeos salvando suaves vaguadas hasta llegar a Pradilla (1.188mts) en cuyo entorno contemplamos la ermita de San Esteban.
            Tras cruzar y dejando a nuestra espalda la carretera BU-811 (Pradoluengo – Ezcaray) continuamos dirección Sur por el camino que recorre la ladera Oeste del cordal que desciende del Torocuervo hasta Pradilla. Con vistas al valle del río Tirón y el pueblo de Fresneda de la Sierra Tirón que quedan a la derecha de nuestra marcha vamos librando las cabeceras de los barrancos del Agua Sal, de Gutia y posteriormente de Montelacelda  De esta manera en suave pero largo desplazamiento alcanzamos el collado de Iguareña (1.398mts) donde se encuentra un refugio de cazadores.
            Estando sobre el collado ya no tenemos escusa para animarnos a continuar la ascensión a Torocuervo. Bien es cierto que la subida de los 535 mts de desnivel desde el collado, además de exigente no va a resultar muy amena pues el itinerario no es otro que un monótono cortafuegos que se abre paso por el lomo, separando y dejando a uno y otro lado las masas boscosas de pino hasta prácticamente la cima de Torocuervo. Se suceden tramos de acentuada pendiente y breves trechos de menor inclinación. Pero nos saldremos con la nuestra a base de esfuerzo y voluntad. Poco a poco vamos ganando metros a la pendiente tomando de vez en cuando cortos respiros de recuperación sin llegar a perder de vista en todo momento el collado y refugio por el que hemos pasado momentos antes. También nos fijamos en los valles contiguos, teniendo a la derecha de nuestra marcha los de Montelacelda y Montelaszarras que confluyen en el principal del río Tirón, mientras que a la izquierda es el del río Ciloria que desciende hacia los pueblos Valgañón y Ezcaray.
            Desaparece la vegetación, los pinos quedan atrás y finalmente pisamos la cumbre de Torocuervo (1.933mts) que se halla sobre una aglomeración de pedregal. Situados junto al buzón y placa de cumbre se nos ofrecen amplias panorámicas identificando buena parte de montañas de la Sierra de la Demanda, entre las que destacan las cumbres de San Lorenzo, Campos BlancosOteroCabeza AguilezSan MillánTrigaza… Bien, bien. El cielo está algo brumoso y no se definen muy claramente las panorámicas hacia el horizonte. No obstante sí que logramos identificar en la lejanía las siluetas del monte Gorbea y del Anboto así como de la Sierra de Aizkorri por donde nos movíamos 7 días antes.
            Agotado el tiempo del merecido y necesario descanso, emprendemos la bajada hacia el collado de Iguareña por el mismo cortafuegos de subida. Luego queremos variar un poco el itinerario conocido y nos armamos de valor para ascender algo más de 100 mts extra siguiendo la línea del mismo cortafuegos que nos sitúa en el Alto de Corcusa (1.514 mts). Con esto ya descendemos hacia Pradilla previo paso por el collado de los Cargadores (1.317mts).
            Tomamos el camino hacia Eterna y de nuevo nos topamos con los guardianes de los rebaños. Ahora son 4 los mastines que vienen a nuestro encuentro, algunos de ellos cachorros aprendiendo de sus progenitores las eficaces maneras de atemorizar a los intrusos sin amilanarse ante nuestras amenazas ni lanzamiento de alguna que otra piedra. Solo cesan su acoso después de poner tierra por medio estando ya un tanto alejados de los rebaños que protegen. Todavía pasamos junto a otro de los guardianes, agazapado en este caso entre el matorral. Nos quedamos sorprendidos de que ahora el animal ni se inmuta ante nuestra cercana presencia.
            El camino por el que vamos de regreso, ya casi a las puertas de Eterna nos lleva a pasar por un atractivo hayedo cuya travesía resulta amena. Una bonita manera de finalizar la ruta de hoy de la que quedamos altamente satisfechos sobre todo después de que como decía al principio ha sido el resultado de una acertada improvisación.   

Tiempo total que hemos dedicado a la ruta: 7 horas 20’
Desnivel acumulado de ascenso, unos  1.150 metros.
Kilómetros recorridos: unos 22 kms.
Climatología: Cielo con nubosidad parcial. Buena temperatura.
           


                                          Plano y referencias tomados del servicio IGN.


A continuación la muestra gráfica de la ruta,


Hemos salido del pueblo Eterna sin una idea muy clara sobre la ruta que podríamos desarrollar. De momento tomamos este camino para ir decidiendo sobre la marcha.

Seguimos la senda hacia la cabecera de esta vaguada y luego ya veremos.

Entre la vegetación existente contemplamos numerosos ejemplares de enebros y acebos como el bosque de la foto.



Nos situamos sobre el Portillo de Larrea desde donde podemos divisar una amplia extensión de terreno alcanzando a ver buena parte de la Sierra de la Demanda.

El pico Torocuervo que acerco con el zoom bien podría ser el objetivo del día.

Sorteando varias vaguadas tenemos que llegar a las proximidades del Alto de Pradilla.

Sobre los pastos de Pradilla.

Ermita de San Esteban en Pradilla.

Tras cruzar la carretera Pradoluengo-Ezcaray tomamos este camino que recorre la ladera Oeste del cordal que desciende de Torocuervo.

Vemos a nuestra derecha el pueblo Fresneda de la Sierra Tirón.

Valles y barrancos hacia el Oeste.

Buen camino que se abre paso entre el bosque de pinos.

En el collado de Iguareña vemos este refugio de cazadores.

Desde el collado continuamos por el cortafuegos que salvando un desnivel de 535 metros llega hasta la cumbre de Torocuervo.

Abajo queda el refugio de cazadores y collado de Iguareña al que hemos accedido por la parte izquierda del Alto de Corcusa que vemos en el centro de la foto. A la vuelta ascenderemos también esta elevación por la línea del cortafuegos.

La progresión por el largo cortafuegos además de exigente es monótona y poco atractiva. Pero bueno. Es lo que tenemos.




Tras una hora y 10’ de subida por el cortafuegos desde el collado, por fin llegamos a la cumbre de Torocuervo.


Foto testimonial en Torocuervo: Elías, Javier y la perra “Loba”.

Panorámicas desde Torocuervo. Hacia el Este vemos el pico San Lorenzo.

Mirando hacia el Sur vemos Campos Blancos y Otero.

Hacia el Oeste San Millán, Cabeza Aguilez, Trigazas y Remendía, con entremezcladas masas de bosque de pinos y de hayedo.


Hacia el Norte, por ahí escondido estará Eterna donde tenemos que volver.

Dejamos Torocuervo y regresamos por el mismo cortafuegos de subida hasta el collado de Iguareña.

Después del collado de Iguareña seguimos por el cortafuegos para regalarnos con la subida al Alto de Corcusa.

Buzón y placa del Alto de Corcusa.

Hacia el Este vemos el pueblo Valgañón.


Después de pasar Pradilla, para llegar a Eterna seguimos un itinerario ligeramente distinto al de primera hora.

Volvemos la mirada hacia atrás donde ya bastante alejado queda Torocuervo.

Separamos manualmente este rústico cercado que después de pasar volveremos a colocarlo en su misma posición.

Ya cerca de Eterna el camino pasa por el bosque de hayedo.




Me acerco hasta el promontorio en el que se encuentran los restos del edificio que fue parroquia de Eterna.

Aquí vemos la aislada torre del reloj y algunas de las pocas casas de Eterna.



Y esto es lo que ha dado de sí la improvisada excursión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.