jueves, 5 de diciembre de 2013

¡que no le pongan puertas al campo!. Los nuevos ricos cierran los caminos públicos

Los nuevos ricos cierran los caminos públicos
¡que no le pongan puertas al campo!

Plataforma Ibérica en Defensa de los Caminos Públicos
se organiza ante el robo del patrimonio

Caminos Libres
En defensa del libre transito
por caminos públicos,
vías pecuarias y cauces de ríos


El mundo rural está sido ocupado por nuevos terratenientes que invierten sus fortunas, procedentes de pelotazos urbanísticos, en la compra de terrenos para crear cotos de caza.
Los nuevos ricos, y/con los caciques de los pueblos, llevan a cabo grandes cerramientos cinegéticos y cierran los caminos públicos, patrimonio de todos.
Asociaciones senderistas y ambientales luchan contra la usurpación de los caminos públicos.
 
Este es el caso del Valle de Manzanedo (aquí al lado)
donde se han encerrado dos pueblos dentro de cerraduras y alambradas.
 
Camino público cerrado en el paraje de El Hayadal, en el Valle de Manzanedo, Burgos.

 Valle de ManzanedoEn el Valle de Manzanedo, municipio formado por 16 pequeños pueblos, en Burgos, y con 140 vecinos censados, se han cerrado dos pueblos enteros y todos sus caminos.

“Fuente Humorera y Rioseco están cercados. Alfonso Pérez-Andújar Escudero, un empresario ganadero, que fue uno de los dueños de Clesa ha cerrado 800 hectáreas con una alambrada de 2 metros de altura y dentro se encuentran dos pueblos ahora 'de su propiedad'. Es una tercera parte del municipio. Una barbaridad”, dice Jesús Pitarque, que inició la lucha por la apertura de los caminos públicos del Valle de Manzanedo junto a otras personas y crearon la Asociación Rus Redire (volver al campo) en 2010 de la que es presidente.
“Fuente Humorera y Rioseco están cercados, forman parte de las 800 hectáreas que ha comprado Alfonso Andújar Escudero, un empresario ganadero, que fue uno de los dueños de Clesa"
“Este señor compró a otro propietario las tierras; un funcionario de la Consejería de Agricultura de Castilla y León que se hizo (gratis) con muchas fincas y formó un gran coto con tierras abandonadas que no estaban registradas. En esta zona, el campo era de subsistencia y ­en los '50 se abandonó”, aclara Pitarque. Al parecer el funcionario de Agricultura llevó a cabo una escrituración fraudulenta de decenas de terrenos abandonados, un sistema de matriculación de fincas cuya propiedad no estaba registrada, pero que sí tenían dueños.
Rodeados por una valla quedan ahora Fuente Humorera, donde el terrateniente "ha derruido todas las casas antiguas y se ha construido una gran mansión con todos los lujos imaginables. En este pueblo quedan las ruinas de la vieja iglesia románica de San Román. Ahora las calles no aparecen en ningún plano", explica Pitarque que ha creado una web (visita esta web) y cinco blogs que informan del robo de este patrimonio público con la connivencia del Ayuntamiento de Valle de Manzanedo que permutó los caminos públicos para entregárselos al nuevo cacique. En Rioseco se encuentran todavía algunas infraestructuras: calles, alumbrado...y el terrateniente ha instalado una granja de cabras y una fábrica de quesos que se anuncia como ecológica, en la que era la granja de un monasterio cuyas bellas ruinas siguen en pie.
También en el Valle de Manzanedo, en la comarca  de Las Merindades, otros propietarios, que figuran como inmobiliaria Gesnor han cerrado los caminos con vallas y candados en la zona de El Hayadal, entre ellos el Sendero Natural del Ebro GR99 e incluso dos puentes sobre el río Ebro tienen verjas de hierro que impiden el paso.
La lucha durante años de Pitarque y los integrantes de la Asociación Rus Redire no ha parado, llegaron a presentar 400 alegaciones contra el cierre de caminos, entre otras iniciativas. Además, El procurador del Común ha dictado varias resoluciones y finalmente ha intervenido la Junta de Castilla y León declarando nulo el convenio del propietario y el Ayun­tamiento del Valle de Manza­nedo (PSOE), que en mayo desafectó e iba a permutar los caminos de Fuente Humorera y Rioseco para entregarlos definitivamente al dueño de los terrenos. Pero a día de hoy “los caminos siguen cerrados. Aquí nadie hace nada.”, denuncia Pitarque.

“Somos camineros”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.