miércoles, 23 de abril de 2014

Procesión en Defensa de los Servicios Rurales Sanitarios, contra los Recortes

 
Revista Verdeancho


Un sábado Santo gris parecía que no iba a dejar iniciar el entierro, el improvisado entierro de nuestro servicio sanitario que la Plataforma quiso representar con un improvisado féretro a la cabecera.

A pesar del gran número de veraneantes e hijos del pueblo que nos visitaba, la manifestación no pudo pasar del medio centenar de personas. Una cifra que no está mal, pero que tampoco está bien si tenemos una ligera idea del agravio y la salvajada de las que seremos víctimas.

La gente no está debidamente informada, y estos actos sirven para, por lo menos, hacer que los vecinos y visitantes hurguen un poquito y se informen de los derechos que quieren quitarles. Se prometieron nuevos actos reivindicativos que esperemos tengan mayor asistencia. 

Las seis plataformas rurales, que han creado la Coordinadora contra los recortes
sanitarios en la provincia de Burgos, han realizado la primera manifestación conjunta en los pueblos cabecera de su Unidad Sanitaria. Hubo manifestaciones en Belorado, Lerma, Salas de los Infantes, Villarcayo, Villadiego y Briviesca. Debemos destacar que, tras la de Salas de los Infantes, la nuestra fue la más concurrida.

Los portavoces de la plataforma leyeron el comunicado conjunto de las plataformas provinciales en el que se pedía a la responsable, la Junta de Castilla y Léon, que no aplique los recortes, sino que mejore las dotaciones a un medio rural con el que no se debería hacer números.

Tras esto, se procedió a iniciar la manifestación. Los vecinos portaban, chiflos y cruces de madera y diversas pancartas con los más variopintos y originales eslóganes. Los himnos que coreaba el respetable, aunque en ocasiones un poco descompasados, aludían sobre todo al presidente de la comunidad. Se inició la marcha desde el Centro de Salud, irrumpiendo estrepitosamente en la Plaza Mayor, donde las terrazas estaban llenas. Se buscaba el hacerse notar, el que la gente se uniera. Se empalmó con la calle Hipólito López Bernal, se prosiguió por la Avenida Camino de Santiago, cruzando la carretera de Haro, y se tomó la dirección a la Plaza de la Constitución para ir a parar a la N-120. La Guardia Civil, que estaba esperando, no permitió cortar la nacional, pero sí por un carril hasta el paseo de La Florida. 



Se quiso terminar y se termino en la Plaza Mayor, irrumpiendo aún con más fuerza que la vez anterior. Tras dar la vuelta completa al kiosco de la plaza, los representantes de la plataforma y vecinos depositaron el féretro y carteles en la fachada del Ayuntamiento, y además se colgó de la balconada una gran pancarta mientras toda la plaza se fundía en un sonoro aplauso.
Y, como siempre, en Revista Verdeancho, acompañamos
nuestras noticias de material audiovisual,
para que no ops perdáis ningún detalle.


kkk

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.