domingo, 21 de junio de 2015

La N-120 se vuelve a reventar por tercera vez en menos de 4 años....

En menos de dos años, la N-120, en la Pedraja, vuelve a reundirse....
No se sabe cuando se va iniciar la rererereparación; pero el tráfico está desviado para evitar que los vehículos se caigan al precipicio...
Lo mismo pasa en Castildegado, que se reunde....


(esto es de febrero de 2013)
Un desprendimiento obligará a 

cortar al tráfico 2 meses un carril de la N-120


J.A.H. / I.E. / Belorado 

Diario  de Burgos 22/02/13

Dos semáforos regulan el paso alternativo de vehículos en este punto de La Pedraja. Fomento habilitará una calzada en la parte interna de la curva como solución provisional. Después reforzará el tramo que sufrió el derrumbe


Un desprendimiento de tierra bajo la carretera de Logroño, en el punto kilométrico 78, obligará a cerrar al tráfico un carril de circulación durante dos meses, hasta que Fomento habilite una segunda calzada en la parte interna de la curva de La Pedraja donde se ha producido el derrumbe.

La semana pasada, a 150 metros de la tristemente famosa curva del morro y a unos 300 de Villafranca Montes de Oca, se producía un hundimiento del talud que deja en el aire unos 10 metros cuadrados del firme de la N-120. Esta circunstancia ha obligado a la Demarcación de Carreteras a cortar al tráfico el carril exterior de la curva, ante el riesgo de que el pavimento ceda y algún camión o turismo se precipite por la ladera.

El viernes pasado eran colocados dos semáforos para regular el tráfico en este trayecto. El que se encuentran los conductores que proceden de Burgos capital se encuentra a unos 100 metros del lugar del desprendimiento y el situado en el otro sentido, a unos 50. Los camiones, por tanto, se detienen demasiado cerca del punto de derrumbe, con lo que la plataforma en el exterior de la curva sufre una auténtica prueba de carga y resistencia.  

Hay cortado al tráfico un tramo de 150 metros, trayecto suficiente para retrasar aún más el viaje entre la capital burgalesa y Logroño.

La Dirección General de Carreteras, según informó la Subdelegación del Gobierno ayer a este periódico, ha declarado el arreglo de la vía como ‘obra de emergencia’. Lo primero que hará Fomento será habilitar un segundo carril alternativo que abrirá en la parte interna de la curva, una obra que podrá durara en torno a dos meses.
Esta segunda calzada permitirá la circulación por dos carriles y desactivar los semáforos, con lo que el tráfico será más fluido. Posteriormente se llevará a cabo la actuación definitiva consistente en la consolidación de la carretera y el refuerzo de los tramos que se han desprendido, obras para las que no hay un plazo definido.
Hay que recordar que a primeros de 2008 ya ocurrió un hecho similar muy cerca de aquí, a unos 150 metros del actual punto de desprendimiento. A finales de 2008 comenzaba el arreglo y las últimas piedras se colocaban en agosto de 2009.
A consecuencia del hundimiento del talud, el quitamiedos está prácticamente en el aire. Además, han sido taponados los desagües de la carretera, con lo que podrían producirse inundaciones de la vía si llueve o nieva copiosamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.