viernes, 27 de febrero de 2015

Nueva vuelta de tuerca contra nuestros montes, y sus propietarios, los vecinos, dejándose. Coordinadora de Montes Vecinales

¿DÓNDE ESTÁN LOS AYUNTAMIENTOS?
 
 y sus propietarios, los vecinos, dónde están?
 
El gobierno de la nación plantea
una modificación de la ley de montes nacional,
y nuevamente, nuestros representantes municipales
ni se han enterado o, lo que sería peor, ni se han inmutado.
 
 
Por Coordinadora Montes Vecinales


 

 
Una vuelta de tuerca más para acabar con nuestra propiedad forestal.
El gobierno de la nación plantea una modificación de la ley de montes nacional, y nuevamente, nuestros representantes municipales ni se han enterado o, lo que sería peor, ni se han inmutado.
 
Dice la exposición de motivos de la ley que con estas modificaciones no solo se mejorará la gestión ambiental sino también la económica y social de nuestros montes. Lo de la económica, nos queda claro que se mejorará, pero la de algunos más que la de otros, y desde luego nunca la de los vecinos propietarios de los montes. Para las otras dos, la ambiental y la social, lo vemos más difícil que puedan mejorar en nada.
¿En qué puede mejorar nuestro medio ambiente abriendo, como hace esta ley, la posibilidad de construir en un terreno forestal quemado, voluntariamente o no, sin esperar 30 años desde el incendio?, y aquí entra la siguiente pregunta: ¿Quién puede construir en este terreno y para qué?. Pues queda también reflejado, se permitirá construir aquellos proyectos que se entiendan de interés general, y claro ¿quién determina este interés general?, pues nada más y nada menos que nuestros políticos de turno, esos que nos han demostrado su vigilancia del interés de los ciudadanos por encima de el de empresas o banqueros, como ejemplos palpables la extracción de petróleo en Canarias, el fracking en nuestro país y más cerca, el proyecto de meseta ski en Valladolid, San Glorio o nuestra archiconocida Ciudad del Medio Ambiente en Soria, para todos estos proyectos de marcado “interés general” no dudaron en retorcer y saltarse leyes para conseguir estos fines que tuvieron que ser anulados por un tribunal. Ahora no va a existir veto para especuladores que pretendan construir en nuestros montes si lo desean, basta con tener pocos escrúpulos y buenas influencias para hacerlo.
¿En qué mejora nuestro medio ambiente, eliminando la necesidad de que las cortas que se realicen en montes, “no maderables”, es decir que sus masas no se puedan considerar aún árbol maduro, no tengan que contar con un plan de corta o instrumento de gestión?. Creemos que la respuesta también es clara, al medio ambiente no claro, y al conjunto de la sociedad tampoco. Entonces ¿a quién?. La respuesta nos la puede dar el mercado de la madera, es decir, ¿Qué les interesa comprar ahora y a quién?, ¿Para qué sirve este aprovechamiento no maderable?, pues para biomasa. ¿Cuánta?, la que quieran, ¿A qué precio? al que quieran, quién va a controlarlo si no tienen un plan de ordenación que lo controle. Por cierto ¿Cuánto cobramos los vecinos de esta “biomasa”?: Es fácil, nada. Con lo que el argumento económico tampoco nos sirve.
Con la nueva Ley, la Administración podrá vender los productos del monte, para realización de mejoras en los montes, sin contar con la propiedad. Y pagar los trabajos realizados con los productos del monte. Un atropello más a los vecinos, legítimos propietarios de nuestros montes comunales.
Para terminar, una muestra de mejora social para el gobierno debe de ser que los agentes forestales queden reducidos en esta ley a meros auxiliares de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y es más, elimina el término funcionario, ¿es esto una muestra más de la voluntad de eliminar este cuerpo público? ¿Están abriendo la puerta a una privatización de nuestra guardería?, todo apunta a esto, una vez más favoreciendo intereses privados, pero esta vez en la piel de nuestros montes públicos.
 Después de estas reflexiones, exigimos a nuestros representantes que se pongan manos a la obra, que hagan todo lo posible para evitar estos nuevos ataques a nuestro monte aunque solo sea porque es año electoral.
La COORDINADORA MONTES VECINALES tiene entre sus fines la defensa del patrimonio natural, socio-cultural e histórico de los montes públicos de las provincias de Burgos y Soria principalmente, como objetivos de interés general.
Pretende defender para estos montes los modelos de administración que otorgan capacidad de gestión ineludible a sus legítimos propietarios, así como que los beneficios de estos montes reviertan a los propietarios que forman las diferentes comunidades vecinales para fomento de la economía local.
Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el nº 593934

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.