Redecilla, Calle y Camino

Blog sobre Redecilla del Camino y comarca.

lunes, 4 de marzo de 2024

Carne sintética, otro fraude.

 Carne sintética, otro fraude
Estados Unidos autorizó por primera vez a dos empresas a vender carne cultivada en laboratorio en 2023. La empresa más grande en el sector, Upside Foods, comenzó a vender cortes de pollo sintético, pero un reportaje de investigación mostró que el negocio no era tan rosado y jugoso como lo presentaron
El restaurante que vendía esta carne, ahora la retiró. Se reveló que para la producción “sin animales”, la empresa usa embriones y partes de animales adultos y gasta grandes cantidades de plástico y energía. Además varias muestras de la “carne” producida tuvieron 20 veces más plomo y ocho veces más colesterol que la carne de pollo convencional.
Entre los principales inversores de Upside Foods están las trasnacionales Tyson y Cargill, dos de las mayores empresas globales de cría masiva de animales en confinamiento. O sea, exactamente el tipo de cría industrial frente a la que Upside dice ser una alternativa. Una tendencia corporativa que se repite con la mayoría de las empresas de carnes “alternativas”.
En la última década, debido a una serie de factores –desde los graves impactos ambientales, climáticos y de salud de la cría industrial de animales hasta razones éticas contra la crueldad animal– ha aumentado la demanda de alternativas al consumo de carne. La industria de proteínas sintéticas aumentó notablemente en los últimos años, con inversiones de grandes empresas de agronegocios, de mil millonarios y gestoras de activos, como BlackRock. Vieron un negocio en alza con el que obtener nuevas ganancias, mientras en no pocos casos seguían con la cría animal industrial masiva (IPES Food, Proteínas y política).
Upside Foods presenta su carne de laboratorio como una alternativa para los que no quieren comer carne de animales en enormes criaderos industriales, encerrados, maltratados, llenos de antibióticos, que ocasionan debacles ambientales en su cría, que son un importante factor de cambio climático. La empresa, que se enfoca en cultivar presas de pollo enteras, afirma que su carne es “limpia”, que está libre de crueldad animal, que como son células animales cultivadas en grandes tanques de acero, la producción ocupa menos tierra y emite hasta 90 por ciento menos de gases de efecto invernadero.
Hay más de 150 empresas que producen “carne sin animales”: sea carne cultivada en laboratorios que deriva de células animales, o fermentación con bacterias modificadas genéticamente y una solución de nutrientes para que produzcan sustancias que luego se venden como leche sin vacas, huevos sin gallinas o diferentes tipos de carnes “sin carne”. Varios de esos productos se venden en México y nada en ellos es sustentable ni “verde”: la mayoría usan alguna forma de ingeniería genética en su producción y muchas basan el producto en soya y otros cultivos transgénicos.
La carne cultivada en laboratorio se basa en la fermentación de células animales, que se reproducen en un tanque con una solución de nutrientes. En la mayoría de los casos, las empresas recolectan las células producidas en una especie de papilla, y las usan para “carne” picada, salchichas o nuggets, es decir no parecen pollo o cerdo o vaca, pero supuestamente saben a algo parecido. Otras formas de estimular el crecimiento de células animales forman láminas de tejido, que luego se prensan y se les da forma para que parezcan, por ejemplo, una pechuga. Esta segunda vía imita mejor a carne animal, pero es un proceso mucho más laborioso, demanda mucha energía y recursos y es altamente costoso.
Upside Foods prometió presas enteras de pollo cultivadas en laboratorio. A mediados de 2023, comenzaron a proveer cortes de su carne de pollo producida sin cría de pollos al exclusivo Bar Crenn en San Francisco, que afirma ser libre de plástico y otras condiciones “verdes” para atraer consumidores. Poco duró el mito de comer carne sin animales. En noviembre 2023, la revista Wired y luego la agencia Bloomberg, revelaron que la producción de Upside Foods estaba llena de problemas, técnicos, sanitarios y económicos (http://tinyurl.com/23t3sw4z).
Fuentes internas de la compañía y un ex científico que trabajó para ésta, revelaron que Upside Foods no tiene capacidad de producir en sus tanques de fermentación de acero, que además mostraron ser una fuente frecuente de contaminación de bacterias E. coli y otras. Wired reveló que la producción se hace en pequeñas botellas de plástico esterilizado de un solo uso, que se recubren con gelatina porcina, se agrega una solución de nutrientes, hormonas y azúcares, puede ser suero bovino. Las botellas deben agitarse suavemente durante una o dos semanas, para luego raspar manualmente una ínfima cantidad de láminas de células de pollo, que se apilan y prensan para lograr una textura que presenta como pechuga de pollo.
Implica alto consumo y desperdicio de plástico, grandes cantidades de energía, todo lo cual, según otros estudios científicos citados, provoca más gases de efecto invernadero que la cría convencional de aves.
Es otro “arreglo tecnológico” que empeora la situación que dice atender. Es crucial cuestionar la industria cárnica masiva, pero la solución no es tecnológica. Hay que cuestionar la enorme desigualdad de consumo de proteínas entre los más ricos y más pobres del mundo y reconocer que solamente la agricultura y pecuaria campesina y de pequeña escala y los mercados locales son los que entraña las verdaderas alternativas.

* Periodista y activista uruguaya, directora para América Latina del Grupo ETC, con sede en México.  “La Jornada”


domingo, 3 de marzo de 2024

Demotanasia

La Demotanasia no surge por generación espontánea. 
Tampoco es fruto de una teoría conspiratoria que haya salido a la luz al albor de QAnon...

Demotanasia, vocablo que define 
el proceso por el que, debido a acciones políticas u omisión de las mismas, 
se provoca la desaparición de la población de un territorio.

Por ese proceso, que tiene causas identificables, 
se produce la despoblación del territorio,
el abandono de sus personas, el robo y pérdida de sus recursos naturales.

Trae como consecuencia la despoblación, el "asesinato" de un territorio, 
la deshumanización del mismo, 
eso es la demotanasia.

Demotanasia es la cacotanasia del mundo rural.
Es la muerte de la población, y de la relación humana con la naturaleza.


La fotógrafa Adra Pallón ha sido finalista de la 27.ª edición del Premio Internacional Luis Valtueña Pallón*.

Con su trabajo Demotanasia, pone de manifiesto que el éxodo rural 
no solo conlleva un problema social asociado que afecta principalmente a personas de edad avanzada que resisten en el territorio, 
sino que el abandono rural genera problemas medioambientales muy preocupantes”.


Aquí unas fotos de este trabajo.

Domingo recoge patatas para hacer comida. Domingo tiene 88 años y vive solo en una aldea aislada de la montaña de Lugo. A pesar de su edad sigue trabajando la tierra.

Alejandrina de Froxán y otros vecinos de aldeas cercanas intentan frenar el avance del fuego al pie de las casas en Froxán, O Courel. Quedan pocos vecinos en esta zona, y la despoblación es una de las causas de los grandes incendios forestales actuales. La falta de medios provocó situaciones en las que el incendio arrasó aldeas.

Olga tiene 91 años y, a pesar de su edad, recorre todos los días varios kilómetros alrededor de su pueblo. Su hijo, que vivía en la ciudad, ha tenido que volver al pueblo para cuidarla.
En este pueblo del norte de Lugo ya solo quedan ellos.


*Médicos del Mundo convoca anualmente el Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, para poner en valor el compromiso del fotoperiodismo que muestra las realidades más difíciles del mundo y muchas veces silenciadas. 
Los trabajos ganadores de esta 27.ª edición se pueden ver en la exposición Fotografías que Retratan las Injusticias, que acoge el Centro Internacional de Fotografía y Cine EFTI en Madrid desde el 24 de febrero hasta el 27 de marzo de 2024.

viernes, 1 de marzo de 2024

Camino Francés: Santo Domingo de la Calzada-Redecilla del Camino-Belorado (22 Km.).

Los miembros de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” retomamos el domingo 11 de febrero de 2024 nuestro peregrinaje por el Camino Francés. 
En esta jornada nos dirigimos de Santo Domingo de la Calzada a Belorado. Abandonamos tierras riojanas para, en Redecilla del Camino, 
adentrarnos en la Comunidad de Castilla y León; en la provincia de Burgos.


Texto: Marta María Fernández Santos.
Fotografías: Rosa Gómez¸ Marta María Fernández, 
Marta Román, Pilar Alonso y Jomardi,

Otro día más hemos madrugado bastante. Los cien peregrinos que nos desplazamos hoy salimos puntuales hacia nuestro destino. Como es costumbre, hacemos una parada intermedia para estirar un poco las piernas y tomar algo. 

Finalmente llegamos a Santo Domingo de la Calzada e inmediatamente nos dirigimos a la Catedral donde nos hacemos una foto del grupo. Y acto seguido, nos ponemos en marcha.


 Salimos de Santo Domingo de la Calzada cruzando el río Oza -que según una teoría da nombre a “La Rioja”- por el Puente construido sobre el primitivo levantado por Santo Domingo de la Calzada a mediados del siglo XI. La Ermita que hay al inicio del puente es de 1917 y sustituyó a otras que fueron destruidas por sucesivas riadas. El puente, símbolo de la ciudad, figura en su escudo municipal. 


A poco más de tres kilómetros nos encontramos con la “Cruz de los Valientes”: una cruz que recuerda una disputa medieval entre Santo Domingo de la Calzada y Grañón por la propiedad de una dehesa, hoy símbolo de la hermandad entre ambas localidades. Según la tradición, los peregrinos rezan un padrenuestro para encontrar la fuerza suficiente para continuar camino hacia Santiago de Compostela.


En la jornada de hoy hace sol. La previsión meteorológica no daba lluvia y acertó, pero en cambio tuvimos desde el comienzo de la etapa y durante todo el día un fuerte viento de cara que hacía más duro el caminar.


Seguimos avanzando, en paralelo a la nacional N-120 y entramos en Grañón.

Aquí destacan la Iglesia de San Juan Bautista (siglo XVI) y la Ermita de Carrasquedo (estilo barroco. S. XVII-XVIII). 
Si pasas por Grañón y tienes la oportunidad, merece la pena visitar el Albergue Parroquial, muy especial para los Hospitaleros Voluntarios. Nosotros tenemos la enorme suerte de que, sabiendo de nuestra llegada, nos reciben con las puertas abiertas. Gracias a nuestros compañeros socios hospitaleros voluntarios y a los hospitaleros del albergue -y gracias a un “indio” hospitalero que salió a saludarnos- (estamos en carnaval). Nos agasajaron con un delicioso café con leche calentito acompañado de bizcocho, pastas, sándwiches… en fin, una maravilla que nos vino fenomenal para reponer fuerzas y seguir con el camino. 
El Albergue de Grañón se considera cuna y escuela de Hospitaleros Voluntarios. Lleva acogiendo peregrinos desde 1997. Se trata de unas austeras pero acogedoras instalaciones adaptadas para acoger peregrinos en la torre de la Iglesia.


Pudimos ver el Albergue y acceder al Coro de la Iglesia observando desde allí su interior. Después bajamos y en el templo nos dieron la Bendición. Muchas gracias desde aquí a todos los que nos recibieron y nos atendieron en Grañón por su amabilidad, su trato cercano y nuestro reconocimiento a su gran labor.

Cogimos nuestras mochilas y bastones -que habíamos dejado en el exterior del albergue- y nos pusimos de nuevo a caminar.




Salimos de Grañón y descendiendo por un collado tomamos una pista agrícola. Dejamos La Rioja y entramos en Castilla y León, en la provincia de Burgos.


Seguimos caminando y llegamos a la localidad de Redecilla del Camino. 

Burgos y el Camino Francés: el Camino Francés entra en la provincia de Burgos por Redecilla del Camino, procedente de La Rioja. Estos primeros kilómetros discurren por las faldas de la vertiente norte de la Sierra de la Demanda, regadas por los ríos Tirón y Oca que descienden hacia el Ebro.
Es un tramo suave en el que predominan los paisajes agrícolas de cereal con retazos de bosque autóctono de roble y al sur siempre dominantes las cumbres de la Demanda, superiores a los 2000 metros. En este tramo del Camino de Santiago se encuentra una densidad relativamente alta de pequeños pueblos, siendo Belorado la localidad más importante de esta zona. 






A la entrada de Redecilla del Camino hay un rollo jurisdiccional. Nos hacemos una foto al lado del monumento a los peregrinos y nos dirigimos a la Iglesia Parroquial de la Virgen de la Calle-que han abierto expresamente para nosotros-para poderla visitar y contemplar la pila bautismal románica del siglo XII de extraordinario valor, construida en una sola pieza. 




Saliendo de Redecilla del Camino otra pista nos lleva caminando hasta Castildelgado. Esta localidad tiene su fundación referenciada en el siglo X con el curioso nombre de Villa de Pun.






Seguimos en paralelo a la nacional N-120 y llegamos a Viloria de Rioja. Ésta es la aldea natal de Santo Domingo de la Calzada, que nació hacia el año 1020. Su Iglesia de San Pedro es del siglo XVI y la Ermita de Santa María del Campo es de estilo barroco.


Descendemos dejando atrás Viloria y caminando -como es hoy lo habitual, por pistas siguiendo la nacional N-120- alcanzamos Villamayor del Río. 


Y finalmente llegamos a Belorado. 

Belorado está enclavado en el Camino de Santiago desde que a principios del siglo XI Sancho III “El Mayor de Navarra” desviara el camino Jacobeo desde Nájera hacia Santo Domingo de la Calzada y Belorado. La villa contaba con varios hospitales para descanso de los peregrinos quedando en la actualidad la Ermita de Nuestra Señora de Belén (siglo XVI). Destaca la Iglesia de Santa María (siglo XVI) -renacentista, con un gran retablo barroco- y merece la pena visitar el obrador del Monasterio de Santa Clara -convento de las monjas clarisas- y probar sus chocolates. 

En la Oficina de Turismo sellan la credencial. Y visitamos el “Paseo del Ánimo” y el “Paseo del Arte”. En el llamado “Paseo del Ánimo” podemos ver cómo en el suelo varios personajes famosos han dejado las huellas de su mano y pie para recibir al peregrino y desearle “Buen Camino”. El “Paseo del Arte” o Ruta de los Murales de Belorado: son murales pintados por distintos artistas por las calles de Belorado de diversa temática. En la Oficina de Turismo y Centro Digital de Promoción Jacobea proporcionan un mapa para recorrer las calles de Belorado y seguir la Ruta de los Murales.

Nos sentamos a comer en un establecimiento de la Plaza Mayor y después tomamos un café en tranquila conversación. 
Un rato de paseo y casi sin darnos cuenta llega la hora de dirigirnos al lugar donde nos esperan los autobuses. 
Cuando estamos todos salimos de Belorado y ponemos rumbo a casa, llegando pronto a León.



Ha sido otro estupendo día de convivencia en el Camino: disfrutando de lugares y paisajes nuevos; descubriendo un importante y variado patrimonio histórico y artístico; charlando con los vecinos- de sus pueblos, del Camino, de León…-.

Ahora ya estamos pensando en la próxima etapa del Camino.

Pero hacemos un cambio entre las dos etapas siguientes. El domingo 25 de febrero caminaremos desde Agés a Burgos y el domingo 17 de marzo haremos el tramo entre Belorado y San Juan de Ortega para poder disfrutar del “Milagro de la Luz” dada la proximidad del equinoccio de primavera.
La próxima crónica del Camino Francés será la del domingo 25 de febrero de 2024.

¡Buen Camino! 


domingo, 25 de febrero de 2024

30 historias de vida en el Camino Francés.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago ha realizado un treintena de videos con otras tantas personas relevantes en la Ruta, para conmemorar los 30 años del Camino como Patrimonio de la Humanidad

No están todos los que son, pero, sin duda, todas y cada una de las personas que protagonizan esta serie de 30 vídeos vinculados al Camino de Santiago Francés, lo están por derecho y mérito propio.

La iniciativa parte de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago (AMCS), gracias al apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo, como una forma de conmemorar el trigésimo aniversario de la declaración de esta histórica ruta como Patrimonio Mundial

La realización de los vídeos se ha confiado al periodista Paco Alcántara, quien no solo ha publicado numerosos artículos vinculados al Camino, sino que también lo ha recorrido en varias ocasiones como peregrino. “El planteamiento general ha sido el de dar voz a 30 personas que vivan en el Camino de Santiago y que tengan relación con la senda. No solo hospitaleros y estudiosos del Camino. También era importante recoger los testimonios de artistas, músicos y empresarios, que han apostado por trabajar en alguna localidad del tramo francés”, explica Alcántara.

¿La meta? Mostrar a través de su testimonio y sus vivencias los aspectos más positivos de esta emblemática ruta. “Como toda selección, muchos personajes importantes han quedado fuera. Pero, todos los elegidos tienen derecho a estar ahí”, asegura el periodista, quien precisa que “existe un denominador común en todas las entrevistas: el amor al Camino y la atención a los peregrinos”.

Castilla y León

En la Comunidad más extensa del Camino, Castilla y León, nos topamos con 11 protagonistas. Pablo Arribas Briones. Investigador y ribereño del Camino. Ovidio Campo, quien cumplió el sueño de reabrir el Monasterio de San Antón en Castrojeriz, y convertir, lo que solo eran ruinas, en un hospital de peregrinos.

Paulo Caucci, quien fundó, en 1994, el albergue de Puente Fitero, recuperando las ruinas de una ermita del siglo XII en las inmediaciones de Itero de la Vega.

Paolo Caucci von Saucken, fundador del albergue de peregrinos de Puente Fitero, una ermita del siglo XIII, 
antiguo hospital de peregrinos. / ICAL

Jesús Merino que regenta, desde hace más de dos décadas, un albergue de peregrinos y un hotel rural en su pueblo, la localidad palentina de Boadilla del Camino.

Ángel Luis Barreda, que lleva toda una vida trabajando en la promoción y defensa del Camino.

Juan Carlos Urdiales, capitán del Juan de Homar, la barcaza que, durante tres kilómetros, recorre el Camino de Santiago en Palencia, a través del Canal de Castilla.

Los peregrinos transitan junto al Canal de Castilla. / Brágimo (ICAL)

Sor Ana María y Sor Petri, en León, en la plaza del Grano, nos cuentan cómo su congragación lleva más de cuatro décadas gestionando uno de los albergues más emblemáticos del Camino, el Monasterio de Santa María de Carbajal. Enrique Notario, que se enamoró de Foncebadón cuando apenas eran unas ruinas y decidió abrir un negocio de hostelería. Antolín de Cela, rector de la basílica de La Encina en Ponferrada. Tomás Martínez,  que conoció Manjarín en 1993 y devolvió a la vida este poblado abandonado. Cierra la serie Jesús Arias Jato, el hospitalero más veterano del Camino a quien encontramos en Villafranca del Bierzo.

30 personas que han apostado por vivir en el Camino Francés, que han decidido establecerse en alguna localidad de la senda y confirman con su testimonio que acertaron en la elección. Desde distintos quehaceres, todos andan empeñados en mantener con vida esta ruta milenaria.

La Rioja

Seis son las historias de vida que nos conectan con el Camino a su paso por La Rioja. Felisa Rodríguez, quien fue una institución en el Camino por su sentido de la hospitalidad. A la entrada de Logroño, ofrecía a los peregrinos agua, unos higos y, sobre todo, una breve conversación. “Falleció a principios del siglo XXI, con más de 90 años, pero dejó, como herencia, un puesto a la vera del Camino que continuó su hija, María, su nieta Felisa y, ahora, también, su biznieta”, explica Alcántara.

José Antonio Olarte, un creador a los pies del Camino, que ha encontrado aquí inspiración para realizar numerosas intervenciones artísticas en la senda. Marcelino Lobato, peregrino infatigable. Enrique Valentín, que abrió el albergue San Saturio, en Ventosa y puso en marcha la iniciativa Km Arte. 

Javier Azpeitia y José Fuentevilla, antiguos priores de la cofradía de Santo Domingo de la Calzada. Completa el recorrido riojano, Marina Sanz, que encontró en el albergue parroquial de Grañón el modelo de hospitalidad que ella andaba buscando.

Navarra

La mayoría de los protagonistas son personas acostumbradas a escuchar, “ahora, ante las cámaras, nos cuentan sus vivencias”. Así, por ejemplo, en la Comunidad de Navarra, lugar elegido para la presentación de esta serie de vídeos, conocemos a Maribel Roncal, una de las grandes hospitaleras del Camino. Su albergue, en Cizur Menor, era y es un referente.

En Viana reside uno de los estudiosos más singulares y eclécticos del Camino, el historiador, etnógrafo, músico y animador, Félix Cariñanos, quien nos aporta datos de la importancia de la mujer en el Camino, a lo largo de la historia. Es tal la popularidad de Cariñanos que uno de los cabezudos que salen en las fiestas de Viana lleva su rostro, recuerda el realizador de la serie.

“Tuvimos la suerte, también, de grabar a Javier Caamaño. Un histórico del asociacionismo jacobeo, que falleció a finales del año pasado. Nos contó cómo, desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella, la segunda más antigua del mundo, tras la de París, puso en marcha una iniciativa para realizar el Camino, por tramos. El proyecto aún funciona y cientos de personas han podido realizar las etapas, en diferentes partes del año”, cuenta Alcántara.

Carlos Mencos, responsable de la editorial Buen Camino, completa la selección de personajes vinculados a Navarra. Este periodista y peregrino comenzó su afición por el Camino, en su casa. Su padre era el presidente de la Asociación de Amigos del Camino en Navarra y, constantemente, los hijos tenían que atender el teléfono de casa, para responder a las preguntas que les hacían los jacobitas que pasaban por esta Comunidad.

Aragón y Galicia

En el tramo aragonés son cuatro los testimonios seleccionados. El de Jesús Fonseca, nos conecta con el Camino legendario, el de Somport, la ruta más directa para los peregrinos que venían de Roma. Francisco Orós, pionero en el asociacionismo jacobeo, rememora el que fuera el primer Congreso Internacional del Camino de Santiago, que se celebró en Jaca, en 1987. Junto a ellos, el matrimonio formado por Joaquín Jiménez y Mary Luz Vinacua, quienes nos hablan de la aportación del Camino a sus pueblos y de su posada ‘El Granero del Conde’, donde atienden al peregrino que hace parada en Arrés.

En Galicia los protagonistas son Elias Valiña, un visionario que trabajó por devolver a la vida esta ruta milenaria, como párroco de O Cebrerio. Laura Dennett, escritora y periodista canadiense que decidió regalar al Camino de Santiago un Jardín Tranquilo. Francisco Castro Miramonte, Fray Paco, un franciscano, socorrista de peregrinos. Xermán Aria, Luthier a los pies del Camino, en Sarria. Eloy Rodríguez, alcalde de Portomarín durante más tres décadas y, cómo no, José Fernández Lago, Deán de la Catedral de Santiago. 

Disponibles en redes sociales

El destino final de estos 30 vídeos será su proyección progresiva en las redes sociales de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, especialmente en su canal youtube, donde ya pueden verse las primeras píldoras audiovisuales.

Posteriormente, se irán compartiendo en los perfiles de la asociación en Facebook e Instagram. Además, a la presentación de Navarra se sumarán otras en las distintas comunidades y provincias por las que discurre el Camino Francés y, muy posiblemente, la serie se irá ampliando con nuevos vídeos y testimonios.


Fuente Palencia En Red, Redaccion.

martes, 20 de febrero de 2024

Sale a subasta, Censo de 1.656, realizado en Redecilla del Camino, por un Comisario de la Inquisición.

 Sale a Subasta:
Carta de pago de un Censo realizado por un Comisario del Santo Oficio (Inquisición), 
realizado en Redecilla del Camino en el año 1656
Precio de salida 12,00€ (más gastos de envío)
La subasta está abierta hasta el 25 de febrero a las 20:30h

Descripción
.- Manuscrito, Bien Conservado
.- Tamaño Folio
.- 1 página
.- Bonita caligrafía y todo el documento.

Contenido:
.- Carta de pago de un Censo realizado por un comisario del Santo Oficio (Inquisición)
.- Redactado en Redecilla del Camino, Burgos
.- Buena y bonita firma notarial
.- Sello fiscal de clase 4ª



domingo, 18 de febrero de 2024

En defensa de los agricultores

 

Fotografía: Tractores en Toledo, febrero de 2024. 
Autora: Francisca Bravo, 

¡Cómo han cambiado las cosas en muy poco tiempo! Tras las manifestaciones de los agricultores en Alemania, y, sobre todo, Francia, nadie hubiera imaginado una reacción como la que han tenido los agricultores y ganaderos españoles. Hace unas semanas en este mismo blog relatábamos las reivindicaciones de los agricultores en los países citados y cómo consiguieron el apoyo de la sociedad y las negociaciones con sus respectivos gobiernos (https://ruralsiglo21.org/2024/01/28/la-voz-del-campo/). Incluso, el presidente de la República Francesa trasladó las preocupaciones de los agricultores de su país a la presidenta de la Comisión Europea.

En un contexto de reflexión sobre el futuro de la Política Agraria Común (PAC) y los condicionantes medioambientales, la presidenta de la Comisión Europea, influida, sin duda, por las próximas elecciones del mes de junio y el inusual impacto social de las reivindicaciones del campo en todo el continente, decidió dar marcha atrás a la decisión de reducir en un 50% el uso de fitosanitarios en la agricultura europea.

Creo, en primer lugar, que este nuevo planteamiento y lo que está sucediendo estos días, pone de manifiesto que las decisiones sobre la PAC, y sobre las cuestiones agrarias en general, deben tomarse teniendo en cuenta a los agricultores y ganaderos, los que están sobre el terreno y conocen la realidad de lo que sucede en el campo. Y, por otra parte, los que, en la práctica, en el ámbito agrario, van a tener que llevar a cabo los compromisos del Pacto Verde.

Una segunda reflexión es que el futuro de nuestra sociedad, y también de la agricultura, depende, en gran medida, de nuestro compromiso europeo, inquebrantable, con la lucha contra el cambio climático, la reducción de gases de efecto invernadero, la transición energética y los objetivos de la Agenda 2030. Este compromiso no puede ponerse en cuestión. Algunos, desde planteamientos muy reaccionarios, vinculados a partidos de ultraderecha, aprovechando el río revuelto, y rozando el ridículo, lo cuestionan, incluso señalan estos objetivos ambientales como el mayor problema para los agricultores y ganaderos. Hay que combatir este discurso, sin ambages. La agricultura y ganaderías europeas solo tendrán futuro en el marco de los compromisos del Pacto Verde. El componente ambiental ha de ser, además, un argumento fuerte para solicitar una PAC con más recursos y con un reparto mas justo de las ayudas, que priorice a las explotaciones familiares, pequeñas y medianas que, desde la multifuncionalidad, son las que vertebran el territorio, combaten la despoblación y cuidan del medio ambiente.

Es muy necesario hacer un esfuerzo pedagógico, hacia los agricultores y ganaderos, con los que, insisto, hay que contar para aplicar las medidas y para que éstas sean exitosas y consigan los objetivos propuestos en el Pacto Verde. Pero también hacia la sociedad en su conjunto, para que vea a los agricultores y ganaderos como un colectivo fundamental para el progreso social, en el desarrollo del medio rural, la preservación del medio ambiente o la garantía de la seguridad alimentaria. Quizá las manifestaciones de estos últimos días, que demuestran la fuerza del sector, mayoritariamente desde el respeto, y que han contado con un gran apoyo social, puedan constituir un punto de inflexión a este respecto.

Ajustando el foco, en el caso de España, hay algunas medidas en las que el gobierno ha actuado con rapidez y contundencia en los últimos años. El volumen de ayudas nacionales -al margen de la PAC- por la sequía, los efectos de la guerra de Ucrania o las consecuencias económicas de la pandemia, ha sido el más alto de nuestra historia. También, la subida exponencial del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de los últimos años o la reforma laboral, han tenido en cuenta, me atrevería a decir que, por primera vez, al eslabón más débil de la cadena agroalimentaria, los trabajadores asalariados del campo, tantas veces olvidados.

Es momento, ahora, de afrontar otras cuestiones. La defensa a ultranza de un modelo de agricultura familiar, que se asienta sobre pequeños y medianos emprendedores en nuestros pueblos, profesionales de la agricultura y ganadería, es urgente, imprescindible, si queremos que nuestro sector tenga futuro. Para ello, urge una PAC orientada a este modelo de explotación, que les priorice de verdad, que sea más sencilla y fácil de entender para nuestros agricultores y para el conjunto de la sociedad. Y es muy necesaria la elaboración de una ley de agricultura familiar que blinde este modelo de agricultura, que canalice la prioridad política hacia ellas, de tal forma que puedan competir en igualdad de condiciones con las grandes empresas y con los productores y operadores del feroz mercado global.

Y por supuesto, como ha comprometido el presidente del Gobierno, reforzar la Ley de la Cadena Alimentaria, para que exista rentabilidad en todos los eslabones, principalmente en el más débil, el primero. Que los costes sean razonables para todos, que los márgenes comerciales nos sean abusivos y que los precios sean dignos para todos. Parece muy lógico, pero no es fácil de lograr. Sin embargo, la batalla es necesaria, también muy urgente

Es evidente que la movilización de los agricultores y ganaderos tiene una motivación económica. Pero en la demostración de fuerza de estos últimos días hay también un deseo de decir a la sociedad de nuestro país algo así como: “Aquí estamos. Formamos parte de la sociedad, producimos alimentos y somos importantes. Y así queremos que nos veáis

Nos lo están pidiendo. Y debemos escucharlos. Es momento de estar con ellos, de apoyarles y entenderles. No sólo estos días. Siempre.


jueves, 15 de febrero de 2024

Guía para abordar las tractoradas desde la España vaciada.

La lucha de los agricultores y ganaderos puede ser capitalizada por partidos neoliberales, 
y la izquierda será cómplice de ello por graves carencias discursivas.

¿Recuerdan cuando Alberto Garzón criticó las macrogranjas y los ganaderos se indignaron? 
El problema no estuvo en los contenidos de la crítica. 
Se trata, en realidad, de una cuestión de identidades políticas. 



En primer lugar, Garzón era el líder de Izquierda Unida, y en el mundo rural minifundista, el de los pequeños propietarios, el de los autónomos, hay una larga tradición de enemistad con la izquierda, vista como una amenaza a la propiedad privada. Porque en territorios como Castilla y León, el agricultor es y ha sido mayoritariamente un pequeño propietario, y no un asalariado como por ejemplo el jornalero andaluz que trabajaba para un señorito. Históricamente, los pequeños propietarios siempre han constituido una zona de confusión y conflicto en la tradición marxista y en el movimiento obrero. ¿Pequeñoburgueses u otra víctima del capital? ¿Amigos o enemigos? En no pocos lugares, las identidades políticas se han construido en torno a esa lucha fratricida entre los desposeídos y los casi desposeídos del todo. 
Esto sigue presente, y creo que es lo que explica el hecho de que un ganadero que trabaja a pérdidas por culpa de tratados de libre comercio vote opciones neoliberales. No es algo exclusivo del campo: ocurre lo mismo con los autónomos de las ciudades. No hay espacio aquí para hablar del gran error de considerar al pequeño propietario el enemigo, como si fuera lo mismo poseer Inditex que una zapatería o una cafetería de barrio. Pero sí tengo que resaltar que en el campo ese error sale aún más caro, porque el poso histórico del miedo a la pérdida de la tierra que da de comer es mucho más grande de lo que pueda parecer. Esto es lo primero que la izquierda tiene que entender.

No, no va a funcionar hablar de ecologismo. Primero, porque es percibido como algo de izquierdas. Así de sencillo y así de complejo. Pero además, no va a funcionar porque los agricultores y ganaderos sienten que se les hace pagar a ellos la factura ecológica de todos. Es uno de sus hartazgos. La Unión Europea le está sacando partido a la ola verde de las protestas de 2019. Pone medidas restrictivas dentro mientras firma tratados de libre comercio con países que desde luego no participan de pacto verde alguno. Y si los agricultores protestan, siempre podrán decir a la opinión pública que la UE quería ser verde, pero que estos señores bloquearon las calles con tractores pidiendo volver a lo de siempre. Y así, Von der Leyen y compañía ya tendrán lo que buscan: que se acreciente ese falso dilema entre el mundo rural y el desarrollo sostenible; que los de abajo se enfrenten entre ellos. Por eso ha sido muy inteligente la maniobra de retirar la ley que pretendía reducir el uso de pesticidas. 

Además, mientras se ponga el acento en la cuestión ecológica, no se pone en la económica. Mientras debatamos sobre los mililitros de fertilizantes permitidos que recoja la siguiente normativa, no hablamos de que todo apunta a que de aquí a unos pocos años toda la agricultura y la ganadería estarán en manos de grandes corporaciones transnacionales, y que los pueblos de Europa estarán más vaciados si cabe, porque arruinados, sus habitantes pasarán a formar parte de la masa desempleada o precarizada de las ciudades. Es muy difícil y a la vez muy fácil: hay que hablar en términos económicos, hay que explicar adónde se va el dinero que están dejando de ganar los agricultores, para que todos tengamos claro quiénes son los culpables y dónde está el enemigo. Sin perdernos en detalles, por muy importantes que puedan ser esos detalles. Hay que ir a lo estructural; hay que hacer una suerte de pedagogía de lo estructural. Porque en los últimos años se ha querido articular tantas demandas distintas, que quizá hemos acabado por perder de vista la demanda que tiene que articular a las demás, eso que podríamos llamar “la demanda estructural”. Y no es que haya demandas que no sean importantes. Lo que ocurre es, entre otras cosas, que lo que se está haciendo no funciona, porque interpela sólo a quienes se identifican con la izquierda. Se podría ir al campo a hablar en términos de ecologismo y vestidos con chaquetas de coderas, pero les puedo ahorrar el trabajo: no va a funcionar. Y la razón de ello, insisto, no está en el contenido del mensaje, está en una cuestión de identidades. Se percibe una amenaza de izquierdas, pero no la amenaza neoliberal, y eso hace que si la lucha contra las macrogranjas o contra el libre comercio la abandera alguien con ropaje de izquierdas, esa lucha será lucha del enemigo y se percibirá como un ataque. 

Se pueden crear nuevas identidades, claro está. Se suponía que, desde el análisis de Mouffe y Laclau, era lo que pretendía hacer el primer Podemos, pasando de la dicotomía izquierda-derecha a los de abajo contra los de arriba. Pero al final todo quedó en un nuevo partido de izquierdas, y lejos de interpelar a una mayoría, la mitad del país vio el proyecto como algo situado a la izquierda de la izquierda. O sea, como al enemigo. Y ahora, una vez muerto el espíritu del 15M, ¿sigue habiendo oportunidades de articular un “los de abajo” contra el capitalismo salvaje? ¿Por dónde empezamos? Las nuevas identidades no nacen de la nada, sino que surgen a partir de las que preexisten, que se funden, se separan, se desarrollan, mutan… Y es una mala idea pretender que surja una nueva identidad popular partiendo de la identidad “izquierda”, porque no va a funcionar. Desde sectores como el campo (pero no sólo), todo lo que surja a partir de la izquierda se verá como un otro amenazante: en el peor de los casos, un otro enemigo, y en el mejor, un otro que habla desde lejos y que los mira con condescendencia. 

La lejanía y la condescendencia, aunque sean involuntarias, se aprecian en el propio uso del lenguaje: ¿por qué los medios de izquierdas hablan de los “campesinos”, si es un término con el que jamás se identificaría un agricultor? ¿Saben dónde no se cometen esos errores? En Vox. Y ojo, no hay que confundir la capitalización que hace Vox de la causa de los agricultores y ganaderos con la acusación de que sea ese partido quien los esté convocando. Porque ahora se está hablando de dos tipos de agricultores: los fieles a los sindicatos, cuya lucha es legítima, y los que pasaron por encima de estas organizaciones y convocaron sus propias manifestaciones el 6 de febrero, presentándose a estos últimos como marionetas de Vox que alteran el orden público con métodos fascistas por no tener una autorización de la subdelegación del gobierno que corresponda. Si la izquierda quiere una receta para terminar de regalarle a Vox la causa del campo, ahí la tienen: continúen insultando a un gremio al borde de sus límites, y sobre todo, alíense con sus enemigos. Porque, créanme, ahora mismo la inmensa mayoría de los ganaderos y agricultores de este país ve en los sindicatos agrícolas a un lastre con el que ya no están dispuestos a seguir cargando. Y no, esa misma inmensa mayoría, no ha acudido a ninguna cita de Vox. Es difícil saber aún quiénes han liderado la organización del movimiento y qué intereses puede haber detrás, pero a efectos de esta guía, me da igual: los agricultores no han sacado los tractores pensando en acudir a un acto de Vox.



 



Pero si seguimos por este camino, quizá la próxima vez sí lo hagan
. Se le está poniendo en bandeja a Vox que capitalice un movimiento al que probablemente se le sumen los transportistas y quizá al final todos los autónomos. Sigan llamándoles fascistas, hasta que al final se dé una profecía autocumplida en media España. Después, ustedes dirán que ya avisaron del peligro. Yo diré lo mismo.

-------------------

* Bárbara del Arco es profesora de filosofía en Las Palmas de Gran Canaria, pero procedente de un pueblo de Zamora.

domingo, 11 de febrero de 2024

Hace 15 años, se publicaba este post en el blog: "Ayago, un topónimo primitivo"

Imagen y traducción del Cartulario de San Millán donde se cita a San Andrés de Ayago:
"Y séptima decanía San Andrés de Faigo con sus viñas y dehesas sus montes y sus manzanos".

 

Blog sobre Redecilla del Camino y comarca.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Ayago, un topónimo primitivo

Ayago es, clarísimamente, una localización; no es sólo el nombre de la Virgen de Ayago; es, además, el nombre propio de unos montes; y de algo más: es un topónimo viejo, antiguo.

En general a las palabras latinas que empezan por f, y sólo en el norte castellano y algo en sur de Francia, el castellano las convirtió con el paso el tiempo en h aspirada inicialmente y muda después, llegando la h a desaparecer de la escritura; Por ejempo: fagea se transforma en faga, luego en faia (faia-go en el año 863); se transforma la f en h, en (h)aya, aia, el aya-go (de nuestros días)[1].

Dice Rafael Lapesa que el foco inicial de ese fenómeno se da en el norte de Burgos y en la Rioja en los siglos IX al XIII; y que ese fenómeno solo puede atribuirse a la existencia de factores indígenas anteriores al latín: “cuando un fenómeno propio de una región es muy raro o desconocido el resto de la Romanía, si en el idioma prelatino correspondiente existían tendencias parecidas, debe reconocerse la intervención del factor indígena”.[2]

Rafael Lapesa nos está diciendo que este fenómeno, que se da en la comarca, tiene sus raíces en idiomas muy anteriores a los romanos, anteriores incluso a los celtas. Esos factores pudieron ser de órigen íbero o vasco. Estamos hablando de un sustrato lingüístico muy antiguo, del que esta comarca es protagonista, y que tiene su traslación directa en unos de sus topónimos, o vocablos más significativos: Ayago.

Como luego se dirá, la primera vez que aparece Ayago escrito lo es en documento sobre un acto jurídico del año 863; en la forma, tal como la analiza Rafael Lapesa, primitiva Fai(a(go) que nos llega como hay(a(go), o ay(a(go).

El subfijo o terminación –a-go puede tener relación con el sufijo precéltivo ieg. El sufijo ibero/vasco ago unido a palabras de origen latino nos ha llegado en castellano para darles fuerza, singularidad o grandeza al significado normal de las palabras latinas: como muerciélago, vástago, tartago, bálago.

Normalmente ese sufijo es átono (no lleva acento), pero también forma palabras en las que es sí acentuado, o tónico. Y curiosamente cuando este sufijo es tónico, es cuando se refiere, aunque no sólo, a árboles, plantas o vegetales, como apiago, viscarago, mucilago, plantago (plantaina, llantén), lappago(lampazo)[3]. Y podría ser éste el caso de Ayago, con raíz linguística de un árbol: el haya.

En ese sentido Ayago nos describiría un haya de singular magnitud o significación: un árbol memorable...; un árbol singular.

Cabe reseñar que la desinencia –ago del vascuence servir para formar el grado comparativo superior: en ese sentido Ayago sería el haya más grande, o muy grande.

Con mucha probabilidad la existencia de ese haya singular y “copuda[4]” estuvo asociada a mitos y ritos religiosos de los primitivos pobladores de la zona... Ya se ha demostrado que en la zona se produjo el culto mítico a los árboles: El poeta latino nacido en Calatayud (40 d.C.), Marcial, se refiere en su obra (4,55,23) a que en Buradón había un robledal sagrado adorado por los autóctonos o indígenas. (Buradón estuvo a menos de 5 klm de Redecilla del Camino)

Los ritos y mitos vinculados a la deificación de elementos de la naturaleza, con el trascurrir del tiempo, se cristianizan, y, en este caso, se asocian inicialmente a San Andrés, y cuando el culto a la Virgen María toma vigor en el cristianismo, se vinculan a la Virgen María, como Nuestra Sra. de Ayago.


En el documento que refiere la decanía de San Andrés de Faiago, el genitivo/complemento locativo de la preposición “de” expresa en este caso la pertenencia o relación de esa decania de San Andrés con el lugar o la comarca/montes de Ayago en la que está ubicado.

El Ayago de esta comarca es un nombre propio, no común. Estamos ante un San Andrés de Ayago, ante unos Montes de Ayago, ante una Virgen de Ayago.

Ayago aquí es el nombre propio de una posición geografica.

Es la pertencia de San Andrés, de unos Montes o de una Virgen a una entidad de nombre propio de carácter localista, llamada Ayago.

El “de Ayago” determina la localización singular, el nombre propio de un elemento físico localizado en un espacio concreto y llamado Ayago.

VBS

[1] Rafael Lapesa, Historia de la Lengua Española. Ed. Gredos, Madrid, 1981, 9ªedc. (Valencia, 8 de febrero de 1908 - Madrid, 1 de febrero de 2001. Fue un filólogo español, miembro de la Real Academia Española y de la Real Academia de la Historia).

DRAE; Pilar García Mouton, Toponimia Riojana Medieval; y D. Manuel Alvar, Dialecto Riojano, Biblioteca Románica Hispánica, Madrid 1986.

Rufino Gómez Villar, Toponimia Vasca en la comarca de Belorado, Fontes Linguae Vasconum. Nº 92, Enero-Abril 2003; recoge un interesante y documentado estudio de la influencia vascuence que se percibe en los múltiples pagos de la comarca, sobre todo en la conservada en los Montes de Ayago.

[2] Rafael Lapesa, Historia de la Lengua Española. Ed. Gredos, Madrid, 1981, Colección Manuales nº 45, 9ªedc pag 36 a 39.

[3] Términos todos estos que se hallan en la obra de San Isidoro de Sevilla, anterior al año 863. Isabel Velázque, Formación de las palabras en las Etimologías de San Isidoro de Sevilla.UCM, Madrid 2003

[4] “Copuda”, singular adjetivo que los cantares y poemas de los danzadores y el “cachuburrio” de Redecilla, aún hoy día, dedican a el haya en el que se apareció la Virgen Ntra. Sra. de Ayago. Haya copuda tendría el mismo significado de haya gigante, y en realidad sería una redudancia: la misma palabra Ayago es en si misma descripción de un haya gigantesca.

Carne sintética, otro fraude.

  Por Silvia Ribeiro* https://loquesomos.org/carne-sintetica-otro-fraude/ Estados Unidos autorizó por primera vez a dos empresas a vender ca...