miércoles, 21 de noviembre de 2012

Dos mil almas dicen adiós a Eduardo en Redecilla del Camino


Las familias Valgañón y Galán, 
Vecinos de Redecilla y Comarca, 
y sus muchos amigos acompañan a Edu



J.A. de Hoyos, Diario de Burgos 
Redecilla del Camino
miércoles, 21 de noviembre de 2012



Dos mil almas dicen adiós a Eduardo

La iglesia de Redecilla del Camino no pudo acoger a todos los familiares y amigos que acudieron al funeral del joven fallecido

«Adiós, primo.Adiós, amigo. Adiós, Eduardo». 
Éstas fueron las últimas palabras pronunciadas en memoria de Eduardo Valgañón, enterrado ayer en Redecilla del Camino en un sepelio al que acudieron más de dos mil almas del pueblo, de Belorado, de Logroño, donde trabajaba; y de Bilbao, donde reside su madre. 
Fue su primo Iván el encargado de poner voz a la despedida final con un discurso en el que subrayó su carácter «altruista y su bondad». «Seguirá entre nosotros, en todos aquellos que, sin conocerle, tendrán una segunda oportunidad en la vida portando sus órganos», apuntó emocionado.

Familia, vecinos redecillanos y comarcanos, y sus amigos acompañan a Edu al cementerio de Redecilla
El funeral por el joven fallecido a consecuencia de la agresión que sufrió el domingo de madrugada en Belorado tuvo lugar ayer a las 17 horas en la iglesia parroquial de Redecilla. 
Cientos de fieles lograban entrar al templo, pero más de un millar se quedaba fuera, lo que revela lo querido que era el joven en la comarca.

Presidió la ceremonia el párroco de Redecilla, Félix Hernando, que resaltó que «acercarse a la muerte siempre es difícil y más en las circunstancias en que falleció Eduardo». «Debemos respetar el dolor con el silencio», dijo el sacerdote, al que acompañaron el párroco de Belorado, Segisfredo Oñate, y Mario Marcos, anterior cura de Redecilla.


Amigos, vecinos, compañeros y familiares atestaron la calle Mayor de Redecilla del Camino minutos antes del sepelio, invadida por un silencio sobrecogedor. 

Tras el funeral, todos acompañaron a pie al coche fúnebre, adornado con las coronas de flores, hasta el cementerio municipal, donde recibió sepultura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Da tu Opinión.