miércoles, 30 de mayo de 2012

Belorado: trajes de ayer y de hoy


Belorado: trajes de ayer y de hoy


Estoy ahora mismo echando una ojeada al magnífico trabajo recopilatorio de Pablo Santamaría (el chiguito de El Chan).

Belorado en blanco y negro es una magnífica galería de fotografía antigua de estampas, usos y costumbres de aquel Belorado del recuerdo, desde principio a finales de siglo. Un verdadero paseo por la historia popular de la villa riojillana.
 A título personal, he tenido el gusto de poder saber cómo eran las caras de mi bisabuelo Serapio y de mi abuelo Paco.
Pero el grano de esta entrada es cosa muy diferente al tema familiar. Quiero hacer notar a los posibles paisanos que lean estas líneas la importancia de conservar en lo que se pueda las costumbres y tradiciones que nos son propias, bajo peligro de perderlas dejándonos encandilar por lo forastero. Lo nuevo siempre está bien, pero lo nuestro es nuestro, y debe de defenderse con recelo.
Y aquí es cuando toman especial atención esas imágenes de ayer que he encontrado en estos libros.
Una, el traje regional femenino, propio de la villa o la comarca (he visto fotos antiguas de Cerezo de Río Tirón en el que el vestido es muy parecido). Observen al diferencia con el vestido burgalés estandarizado o traje de Burgalesa de fiesta, y que visten en su totalidad las chicas de el grupo de danzas local, danzas que, por otra parte, tampoco son de aquí.

TRAJE BELIFORANO


 

 TRAJE BURGALÉS ESTANDARIZADO

Y otra, que es la que más me ha llamado la atención: el atuendo de los jóvenes danzadores de 1952, y que jamás, jamás había visto, ni en el pueblo, ni cerca de él.

 Observad sobre todo la facha del cachibirrio. El vestido de los danzadores quizás me recuerda vagamente al traje típico de Santo Domingo de la Calzada, pero aún así, muy, muy diferente a este. Realmente extraño.
Éste es el traje moderno que llevan los mini-danzadores, aunque rara vez se saca y ya se a sustituído prácticamente por el traje que usa la cuadrilla adulta de danzadores. 

2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta este trabajo.Qué rancilla me da.Ojala encontrase yo una foto antigua de los danzadores de Cerezo, está claro que el traje actual es un invento de los años 50. Si se parece algo al de Santo Domingo, la gorra es parecida, aunque la falda es algo diferente ya que los calceatenses llevan bombachos.

    ResponderEliminar
  2. El traje de danzador actual de nuestros pueblos es un modelo empobrecido del de antaño.

    Extraigo este párrafo del libro de Rufino Gómez, del artículo de la danza beliforana y comarcal que se incluye en el volumen de la danza riojana:

    "El traje de danzador ha sufrido un claro proceso de empobrecimiento, hasta el punto de que su vestimenta coincide esencialmente con la de cualquier varón endomingado en los años cuarenta: el pantalón del domingo, la camisa blanca, la faja y las alpargatas de los días señalados, y como únicos elementos distintivos el pañuelo de colores en la cabeza, las bandas que cruzan el pecho y los lazos anudados en los brazos. Sólo en Redecilla del Camino se usan como elemento decorativo unas coderas multicolores elaboradas en lana. En las poblaciones importantes, Cerezo y Belorado, se produjo, ya antes del comienzo del siglo XX, la sustitución de las sayas por pantalones blancos y se cambiaron las bandas de colores por los usuales mantones de Manila que traían los quintos desde plazas del norte de áfrica. Curiosamente en Belorado la indumentaria destaca todavía la distinción entre la víspera y los demás días festivos ya que, en la jornada previa, los danzadores visten, digamos, de calle."

    En el siglo XVII, el cachibirrio beliforano cubría su cabeza con un capirote, en vez de con la boina carlista.

    ResponderEliminar

Da tu Opinión.